viernes, 3 de septiembre de 2010

Ha tenido que suceder una crisis mundial para salir al descubierto la hipocresía gubernamental...



Dicen que las guerras sacan lo peor de cada uno... también se dice de las herencias... jeje... pero lo que no había visto todavía es que una crisis mundial puede dejar con las evidencias al aire a los estados, mejor dicho, a los gobernantes y sus leyes morales...

Antes de hablar de Arnold, debo hacer un inciso... en los Estados Unidos de América, pais de las libertades, son muy estrictos con conducir borrachos, cosa que me parece muy bien... pero cuando analizas y vés que la tasa de alcoholemia permitida está en 0,1 mg/litro de sangre y que cuando a algún famoso le pillan y da positivo porque se ha tormado dos cervezas (DOS), le tachan de borracho, adicto, mal ejemplo para la sociedad, le hacen hacer cursos de rehabilitación...

Sin embargo, curiosamente, en los 4 "deportes de élite" yankees, te puedes hinchar de anabolizantes y esteroides que no pasa nada... allá tú si cuando tengas 50 años no puedas caminar o tengas arritmias. Esta afirmación no la hago porque sí; aparte de ver el cambio físico de jugadores de basket (lo de Kukoc, para quien lo recuerde, me impresionó), no sé si sabíais que la selección estadounidense de basket le exigió al Comité Olímpico Internacional que si quería que fueran sus estrellas de la NBA, ellos debían estar libres de cualquier control antidoping... blanco y en botella...

Pero ahora resulta, que ante la crisis galopante mundial, nuestro querido Arnold que aparece en el vídeo fumando un fortuna de la risa (y descojonándose) ha tenido dos brillantes ideas como Gobernador del Estado de California que sirven para recaudar más impuestos ante la ruina galopante que padecen. Legalizar el consumo Y LA PRODUCCIÓN Y VENTA DE MARIHUANA. Eso sí, gravado con un porcentaje para las arcas públicas. Además, el gobernador conservador ha decidido permitir las bodas gays... pagando un canon...

Y por si faltaba poco, va el ministro ruso de Economía  Alexei Kudrin, animó el miércoles a los ciudadanos a que bebieran y fumaran más para incentivar el consumo, y así mejorar la economía del país y mejorar los servicios a la sociedad.

Esta insólita medida para reavivar la economía rusa fue anunciada en los siguientes términos: "Si fumas un paquete de cigarrillos estás ayudando a solucionar problemas como la demografía, a mejorar las políticas sociales e incluso a aumentar el índice de nacimientos", dijo Kudrin. "Las personas deberían comprenderlo: los que beben y los que fuman ayudan más al Estado", añadió el ministro.

1 comentarios :

  1. Ja se que no be a cuento, pero... ME CAGEN LA MARE QUE HA PARIT A TEODOSIC... QUINA MUNYICA QUE TE EL MAL PARIT

    ResponderEliminar