domingo, 7 de noviembre de 2010

La visita del Papa


Las protestas de grupos laicos contra la visita del Papa a Santiago de Compostela y Barcelona no responden a la opinión de todos los no católicos o los ateos, muchos de los cuales ven atractivo que Benedicto XVI llegue al final del Camino y que consagre la impresionante basílica-catedral de la Sagrada Familia.

Benedicto XVI representa la continuidad de unos valores que, incluso con sus errores, han creado una civilización y un modelo de sociedad más justo, libre y compasivo que cualquier otro.

Su visita remarca dos pilares de la cultura occidental a la que pertenecemos: el Camino de Santiago y las catedrales, dos redes tanto religiosas como de acogida que unían el mundo cristiano.

La periodista más importante del siglo XX, Oriana Fallaci (1929-2006), se definía como atea cristiana. Oxímoron por el que sin necesidad de Dios aceptaba la carga cultural del cristianismo, de su parte judía, las aportaciones de Atenas, Roma, el Renacimiento, la Ilustración y los valores de la Revolución estadounidense y los Derechos del Hombre.

Y si bien el catolicismo como parte del cristianismo cometió crímenes como los de la Inquisición, el resto de las creencias, quizás con excepción de la judía, fueron mucho peores.

En el islam o el hinduismo están aún hoy peor que en los peores tiempos inquisitoriales, y una filosofía-religión atea, el marxismo, en sólo siete décadas mató a miles de veces más personas que el cristianismo en dos mil años.

Santiago es la respuesta cristiana a la peregrinación a La Meca, y sólo hay que ver las diferencias humanitarias, sociales, educativas, económicas y de libertades de una u otra meta.

Hoy, en recuerdo de los 58 católicos asesinados por Al-Qaeda hace unos días en Bagdad, de los que el Papa era su cabeza espiritual, cualquier laico puede darle la bienvenida a Benedicto XVI.

2 comentarios :

  1. No se trata de los muertos que cada uno ha dejado en el camino. Quien este libre de pecado...
    No tengo nada contra el cristianismo ni catolicismo; ni contra los practicantes ni contra los agnósticos; pero si que me revelo contra la hipocresía. Y la iglesia entendida como el conjunto de personas que procesan, ordenan y transmiten la palabra de Cristo, lo son. Lo único salvable de la iglesia, a mi entender, es la base; los fieles que acuden a ver al Papa, las comunidades que viven su fe intensamente; los que peregrinan a Lourdes a Fatima o donde su devoción les lleve; los misioneros que entregan su vida para salvar miles. Eso si que vale la pena.
    La Iglesia, como organización aglutinadora del catolicismo, nadie puede negar el pilar socdio-cultural que ha vertebrado a lo largo de la historia.
    Pero dejemos de mirar atras y miremos el presente, la actualidad de internet, de los anticonceptivos, del sida, donde la mujer ha vencido las barreras del machismo, donde la homosexuliadad ya no es perseguida, ... Esta bien que el Papa viaje a Santiago y Barcelona para magnificar los templos, pero es una lástima que sólo se quede en eso. El Papa es como los ROLLINGS STONES: Están mayores; miles de fans a su llegada al aeropuerto; vale una pasta traerlos; escenarios impresionantes; gira en España dos días, Santiago Y Barcelona; todas las localidades agotadas; y despues de dos horas de actuación las canciones de siempre pero nada nuevo.
    La única diferencia es que a la acrtuación de los Rollings, Zapatitos hubiera acudido, fotografiado con Morritos Jager y movido el esqueleto progresista.
    Si de hipocresía criticábamos, lo de los políticos (unos y otros) no se aguanta... pero eso será para otro día.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante tu opinión Rafini como siempre... pero debo matizar que a veces escribes sobre aspectos relacionados con el artículo y no sobre lo que exactamente quiero transmitir con mis palabras.

    Me explico (Je m'explique): no he hablado sobre el mensaje del Papa ni de la cúpula eclesiástica que es lo que "coloquialmente" llamamos Iglesia. No la comentando. Hablo en el artículo bastante por encima de la "cristiandad" en general y sus actuaciones, Santiago y demás... y de los laicos y su persecución a los católicos... porque Zapatitos estuvo en actos religiosos musulmanes hace poco y no pasó nada... y si nos visita algun autoridad de otra religión, tanto él como los laicos, lo aceptan perfectamente. Esta visto que ser católico es reprobable y no es justa la persecución que recibimos. Digo recibimos porque me siento atacado.

    Eso no quita que te dé la razón en que el mensaje está un tanto obsoleto y que debería modernizarse. El tema de los homosexuales, los anticonceptivos, el SIDA... la cúpula eclesiástica debería replantearse el cambiar de discurso y adaptarse a los nuevos tiempos... si no, como decías el otro día, los fieles que van a misa, que son mayores, darán paso a otras generaciones mucho menos devotas que ellos, que piensan como tú y como yo al respecto de todos estos temas y creen en las libertades... que niega la Iglesia...

    ResponderEliminar