lunes, 10 de enero de 2011

¿Es rentable la nueva era ‘puntocom’?



Por Elena Arrieta

Han pasado diez años desde la explosión de la burbuja puntocom y son muchos los que ven indicios similares en torno a algunas compañías de Internet, como Facebook, Twitter, la web de compra con descuentos Groupon o la firma de juegos online Zynga.

Desde entonces, nombres como Napster, Netscape, Geocities, Second Life y Bebo han desaparecido o reducido drásticamente su presencia.

Facebook está valorada en 50.000 millones de dólares (38.650 millones de euros), si se tiene en cuenta el precio al que Goldman Sachs ha comprado una participación. Es más, la entidad norteamericana afirma estar desbordada por el número de inversores dispuestos a comprarle una acción de la red social.

Sus ingresos en los primeros nueve meses de 2010 ascendieron a 1.200 millones de dólares, con unas ganancias de 355 millones. Facebook es fuerte también en apoyo social, con más de 500 millones de usuarios, de los que la mitad se conecta a la red social todos los días.

Zynga, conocida por su juego Farmville, valdría ya 5.500 millones, y Twitter, unos 4.100 millones. Mientras, Groupon rechazó recientemente una oferta de compra de Google de 6.000 millones de dólares, con lo que se calcula que su valor podría ascender hasta 7.800 millones. Con todo, ninguna de ellas es una empresa cotizada, con lo que su valor se ha calculado extrapolando las operaciones de inversores sobre pequeños porcentajes del capital.

Bolsa
Sin la urgencia de captar fondos para continuar su actividad, estas empresas prefieren esperar a que las valoraciones sean mayores. “Se sale a bolsa para hacer liquidez o para valorar mejor la empresa, y ambas cosas, de momento, se hacen mejor fuera del parqué. En estos momentos, se paga mejor fuera que dentro de la bolsa”, explicaba recientemente el inversor Rodolfo Carpintier, presidente de la incubadora DAD.

Entre las puntocom que se animarán este año a salir a bolsa figura Skype, en una operación de entre 750 y 1.000 millones de dólares. Esta firma de telefonía por Internet facturó en 2010 unos 800 millones de dólares.

También LinkedIn tiene planes inmediatos de salir a cotizar. La primera red social profesional, con 86 millones de usuarios en el mundo, prepara una OPV para el primer trimestre del año, según publicó The Wall Street Journal el pasado jueves. LinkedIn, valorada en 2.200 millones de euros, recibe ingresos de cuatro líneas de negocio diferentes.

Facebook tiene en mente cotizar en Wall Street, pero no será, previsiblemente, hasta el año que viene.

Facebook
Así, esta nueva generación de compañías online mantiene ciertas diferencias con las firmas que más sufrieron a principios del siglo XXI.
A diferencia de Terra, por ejemplo, Facebook tiene una estructura sólida, basada en varias fuentes de ingresos: la publicidad y las comisiones en aplicaciones y juegos.

La supervivencia de esta comunidad virtual, frente a lo que le sucedió a Second Life, se refuerza asimismo en el poder y la influencia comercial que ha adquirido: según Nielsen Online, la intención de compra de cualquier bien y servicio se refuerza un 8% cada vez que un internauta escribe un comentario en Facebook.

Con la próxima llegada del email de Facebook, la firma creada por Mark Zuckerberg extenderá aún más sus tentáculos por el mundo.

En la actualidad, sólo en España, existen más de doce millones de personas enganchadas a Facebook. Es más, se calcula que más del 63% de los españoles está registrado en dos o más redes sociales, según un estudio elaborado por Peoplesound, la red social para móviles de Buongiorno.

Tuenti es la versión española de Facebook. En agosto, Telefónica pagó 75 millones por el 86% de su capital social. Fue creada en enero de 2006 y ya suma más de ocho millones de usuarios en España, en su mayoría jóvenes de entre 14 y 26 años. Con el fin de reforzar su estructura comercial, el año pasado, la empresa incorporó un directorio de negocios locales.

Twitter
Más dudas existen alrededor del modelo de negocio de Twitter, que no parece tener prisa en incrementar los ingresos. Suma unos 190 millones de usuarios en el mundo, que envían cada día 90 millones de mensajes cortos. Mientras, su facturación en 2010 habría rondado apenas 45 millones de dólares, con la esperanza de que alcance los 170 millones en 2014.

Esta comunidad online es diferente a Facebook y a Tuenti, y ha creado todo un modelo de comunicación web. Se trata de una red de microblogging, es decir, una página en la que los usuarios publican ante todos sus seguidores mensajes de hasta 140 caracteres, por lo general sobre lo que están haciendo en un momento dado, algo que les haya llamado la atención o, incluso, consejos y refranes que les hayan transmitido alguna emoción.

Dónde generan sus ingresos las tres grandes comunidades virtuales
-FACEBOOK: PUBLICIDAD Y COMISIÓN DE LOS JUEGOS
La semana pasada, The Wall Street Journal publicó detalles sobre las cuentas de Facebook, contenidos en un documento confidencial que ofrece Goldman Sachs a los inversores interesados en entrar en la red social. En el documento, se revela que Facebook facturó 1.200 millones de dólares entre enero y septiembre de 2010, con un beneficio de 355 millones. Los anuncios, de donde Facebook recibe la mayoría de las ventas, tienen un coste variable. Según la agencia de medios Adtelligenz, el coste por clic de un anuncio en España es de 0,60 euros (similar al promedio en Internet). Para una segmentación por edades, sexo o geografía, “el precio puede oscilar en más de un 50% en ambos sentidos”, explican desde Adtelligenz. Además, la web se queda con el 30% del dinero (Facebook Credits) que los usuarios gasten en los juegos de su plataforma.

-TWITTER: UNA DEBILIDAD COMPENSADA
Twitter es la firma más débil en cuanto a su modelo de negocio, con unos ingresos estimados en unos 45 millones de dólares, procedentes de tweets (mensaje de hasta 140 caracteres) de pago por parte de los anunciantes, que se muestran en las páginas de resultados de búsqueda diferenciados de los resultados normales. Estos espacios de comercializan en pago por impresiones (CPM), no por clics, y los usuarios pueden interactuar con ellos como con un tweet convencional: se puede retweetear, responder o añadir como favorito. Los reducidos ingresos se compensan por la influencia de la web y por el soporte financiero que le aportan fondos de capital riesgo como Kleiner Perkins Caufield Byers, que el año pasado inyectó 200 millones de dólares. En España, hasta el 50% de las grandes empresas tiene ya un canal en este sitio online.

-LINKEDIN: LAS CUENTAS ‘PREMIUM’ SUBEN DE PRECIO
La red social para profesionales con más usuarios del mundo cuenta con el apoyo económico de Goldman Sachs, McGraw Hill, SAP Ventures y Bessemer Venture Partners. LinkedIn funciona de un modo similar a Facebook, pero dirigido a profesionales, que encuentran en la Red un medio para hacer contactos, gestionar sus relaciones de negocios, resolver problemas de negocios o, incluso, encontrar trabajo. La suscripción básica es gratuita, pero existe la posibilidad de añadir servicios, principalmente, para ayudar a clasificar los contactos, por 25, 50 y 100 euros al mes. Anteriormente, el servicio premium, más limitado, se ofrecía por unos 8 euros. La web reparte sus ganancias casi a partes iguales entre suscripciones, espacios de demanda de empleos, publicidad y servicios de búsqueda de empleados para empresas.

0 comentarios :

Publicar un comentario