viernes, 1 de abril de 2011

La "importancia" del color de la piel...


Viendo tiempo atrás el impresionante documental del National Geographic "El increible cuerpo humano" (os lo recomiendo) afirmaban que la diferencia entre las razas en cuanto al color de la piel se debía simplemente a la cantidad de melanina que ella reside. También existen otros rasgos físicos que tienen su explicación, pero los cuentos chinos de la sangre, el adn y demás, son todo excusas baratas de pensamientos neonazis que buscan argumentar sus bárbaros ideales.

Parece mentira que en el siglo XXI, era internet, globalización... existan dementes como el tal Bolsomaro, exmilitar diputado federal por Brasil y pro-dictadura que ha soltado la perla de que "mis hijos nunca serán gays ni tendrán novias negras... los he educado muy bien"... con perdón: ole tus huevos pedazo de neardental!!!

Puede que alguno de quienes leáis ésto discrepéis de mis opiniones... por eso el blog se llama "pues yo creo que"... pero vaya, cualquier ser civilizado no debe ni puede permanecer callado ante ataques racistas, xenófobos y anti lo diferente...

Aunque sigo defendiendo la tésis de que muchos de los que profieren insultos racistas, realmente son clasistas... porque si todos los árabes, sudamericanos y europeos del este que han venido a España muertos de hambre buscando un futuro mejor, hubiesen venido vestidos con traje y con un maletín de billetes bajo el brazo, tal vez ya no sería un "moro de mierda" para algunos... ¿no creéis?

El caso es que Esteban Ibarra, Presidente del Movimiento contra la Intolerancia ha presentado el libro "La España racista" en el que habla de las corrientes y la difusión de corte racista o neonazi en internet... dice haber encontrado 10.000 páginas web en Europa que apoyan estas tésis, 400 de ellas españolas que hacen hincapié en atacar a los homosexuales, gitanos y judíos...

He encontrado en la web "Historias de la ciencia" un artículo sin firmar (por ello no cito el autor) la siguiente explicación científica sobre el asunto:

"El tema estrella del racismo ha sido el color de la piel: blancos y negros. La piel humana debe su color a la presencia de melanina. Su función consiste proteger las capas cutáneas de los rayos ultravioletas irradiados por el Sol. A nosotros, los humanos, la falta de pelo en la piel nos expone a dos peligros: las quemaduras con sus ampollas, sarpullidos y riesgos de infección; y los diversos tipos de cáncer de piel. La melanina constituye la primera barrera defensiva del organismo. A piel más morena, mayor cantidad de melanina y menor riesgo de padecer cáncer. Esto explica por qué los mayores porcentajes de cáncer de piel se dan en países soleados como Australia, donde las personas de piel clara, descendientes de los europeos, pasan buena parte de su vida al aire libre con ropas ligeras. Las personas de piel muy oscura rara vez contraen este tipo de cáncer. Y cuando lo hace aparece en las partes del cuerpo sin pigmento, como las palmas de las manos y los labios.

Si tan ventajoso es, ¿por qué, entonces, no somos todos negros? Pues bien, resulta que la luz del Sol convierte en vitamina D las grasas de la dermis. Y dicha vitamina desempeña un papel fundamental en la absorción de calcio. Se obtiene de pocos alimentos, principalmente de aceites e hígados marinos. Las poblaciones interiores se ven obligadas a depender de los rayos del Sol. El color de la piel específico de una población humana representa una solución de compromiso entre los peligros de una radiación excesiva y los de una radiación insuficiente. En algunas latitudes la piel sigue la estrategia del cambio de color."

En resumen, según los expertos el racismo es una insidiosa enfermedad moral y social que afecta a personas y poblaciones alrededor del mundo. Es diagnosticada por la catalogación de sus diversos síntomas y manifestaciones, los cuales incluyen miedo, intolerancia, separación, segregación, discriminación y odio. Aunque todos estos síntomas de racismo pueden manifestarse, la única causa subyacente del prejuicio racial es la ignorancia. Históricamente, una raza es definida como una población con características biológicas distinguibles.

Difícil veo haber convencido a alguien que tenga estas ideas de que sea más tolerante y recapacite sobre ello... pero al menos espero que la próxima vez que hable de supremacía racial, piense en lo que acaba de leer y cierre la boca.

Creíamos que caminábamos hacia un siglo XXI donde la civilización habría avanzado culturalmente y erradicado esta serie de prejuicios pero no... según los últimos informes RAXEN, en España crecen los ataques e insultos racistas... también es verdad que la generación de adolescentes de hoy en día es en general bastante irrespetuosa con todo... con lo que nos atacaban a los de la generación X... (de eso creo haber hablado ya)...

P.D.: No tiene nada que ver pero doy un apunte económico malísimo... el EURIBOR supera la barrera del 2% por primera vez en dos años... hipotecas arriba... lo que faltaba...

4 comentarios :

  1. Ximo, no hay que ser tolerante. Hay que ser respetuoso. La tolerancia tiene implicita en su concepto la aceptación de algo incorrecto. En cambio el término respeto no lleva inherentes elementos anómalos.

    ResponderEliminar
  2. Perdona Rafini pero he consultado el diccionario de la Real Academia y puedes comprobar en rae.es que ni "tolerante" ni "tolerar" conllevan nada relacionado con aceptar algo "incorrecto" ni "anómalo". De hecho, por ejemplo se habla de tolerar la homosexualidad, a otras razas y al otro sexo sin considerar que sea haya nada anómalo en ello.

    La acepción de tolerancia de la que estamos hablando la define la RAE como "Respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias."

    Además, tolerancia y respeto deben ir de la mano...

    ResponderEliminar
  3. 1)"quienes leáis ésto", nunca, nunca se tilda.
    2) Por dios, que los ingleses (y derivados) dignan "sudamericanos" es correcto; pero, un latino, por favor, será "suramericano"

    ResponderEliminar
  4. Razón tienes en destacar mi errata pues aunque para diferenciar pronombres de demostrativos, palabras como "este/éste" se tildan, no es el caso de "esto" que nunca lleva tilde. Perdón por mi falta de ortografía pero cuando escribes y corriges mucho puede colarse algún fallo como ese y seguro que hay muchos más en otras entradas del blog.

    Porque "leáis" lleva tilde y no creo que te refieras a ella pues veo que eres entendido en lenguaje y no tendrás dudas en la acentuación de diptongos, triptongos e hiatos... y no digo lo de tus conocimientos en lenguaje con ironía, ni por tu crítica ya en sí... hablo en serio y lo digo por utilizar la palabra "tildar"... cosa que me gusta mucho ya que acentuar no sería estríctamente correcta puesto que todas las palabras se acentúan, es decir, tiene sílaba tónica.

    El segundo punto es más que discutible. Tras consultar en la web de la RAE veo que SUDamérica no se admite pero da por buenos sus dos gentilicios sudamericano o suramericano sin distinción de anglosajones o latinos. Así que ahí no hay error como tal.

    Un favor te pido: no me corrijas las erratas de todas las entradas del blog... jeje

    ResponderEliminar