lunes, 2 de mayo de 2011

Trabajar como un chino


Por compañeros de un antiguo trabajo, ya sabía cómo se las gastan en China con los derechos laborales, o con la falta de ellos. Pues ahora dos ONG tras una investigación acusan a una empresa china abastecedora de Apple de explotación laboral. Han conseguido que The Guardian, prestigioso periódico de tendencia laborista del Reino Unido, les publique y apoye en dicha investigación.

Las organizaciones denuncian que los trabajadores de dos plantas que fabrican el iPhone y el iPad cobran un sueldo demasiado bajo que les obliga a hacer excesivas horas extra.

Esta investigación sobre las condiciones de los trabajadores chinos en dos plantas que fabrican productos para Apple ha revelado un dato impactante, el precio de la mano de obra de sus trabajadores. En la fábrica de Chengdu, los empleados cobran por fabricar los famosos -y ubicuos en occidente- iPhone y iPad de Apple un total de 1.350 yuanes (141 euros) por mes por 48 horas semanales de trabajo, lo que equivale a alrededor de 73 céntimos la hora. Esto lleva a los empleados a trabajar muchas más horas libres para ganar más dinero y para satisfacer la enorme demanda que Apple tiene de estos aparatos electrónicos.

La investigación da una imagen detallada de la vida de los 500.000 trabajadores de las fábricas de Shenzhen y Chengdu, dos de las mayores plantas del sur de China propiedad de la empresa Foxconn, que produce millones de productos de Apple cada año. El informe acusa a Foxconn de tratar a los trabajadores "inhumanamente, como a máquinas".

Entre las denuncias formuladas por los trabajadores entrevistados por las ONG se afirma que, a pesar de un límite legal de 36 horas al mes, una nómina mostraba que el trabajador había realizado 98 horas extra en un mes. Además, los trabajadores fueron presionados para tomar un solo día libre de cada 13.

Las ONG se quejan también del trato que reciben los empleados y aseguran que quienes realizan mal las tareas son públicamente humillados delante de sus colegas. Los dormitorios para los trabajadores están llenos con hasta 24 personas, sujetas a normas estrictas.

Denuncian también que a raíz de una ola de suicidios en las fábricas de Foxconn el verano pasado, a los trabajadores se les pidió firmar una declaración comprometiéndose a no quitarse la vida. Se instalaron además redes antisuicidio bajo las ventanas de los dormitorios.

Tras estas denuncias, el gerente de la empresa, LLouis Woo, confirmó que los trabajadores a veces trabajan más que el límite legal de horas extras para satisfacer la demanda de los consumidores occidentales, pero afirmó que todas las horas extras son voluntarias. Preguntado sobre los suicidios, Woo dijo: "Los suicidios no están relacionados con las malas condiciones de trabajo. Hubo un efecto copia. Si uno se suicida, a continuación, otros seguirán".

En un comunicado, Apple aseguró que tiene el "compromiso de garantizar los más altos estándares de responsabilidad social" en sus proveedores. "Los proveedores tienen que comprometerse con nuestro código de conducta para ser contratados. Seguimos el cumplimiento de las normas a través de un programa de vigilancia rigurosa, incluyendo auditorías de las fábricas, planes de acciones correctivas y medidas de verificación".

Foxconn produjo su iPad por primera vez en Chengdu en noviembre pasado y espera producir 100 millones al año para 2013. El año pasado Apple vendió más de 15 millones de iPads en todo el mundo y ya ha vendido cerca de cinco millones este año.

Que sigan investigando lo que puedan, ya que se encontrarán muchas restricciones, porque la explotación laboral es algo común y aceptado en ese país, no sé si por la disciplinada cultura tan asumida o por la represión.

0 comentarios :

Publicar un comentario