lunes, 25 de julio de 2011

El Partido Comunista de China celebra su 90 aniversario entregado al capitalismo salvaje


Por Pablo Díez

En el poder desde 1949, el régimen comunista hundió al país en la miseria y el caos durante la época de Mao y luego lo ha convertido en la segunda potencia del mundo gracias a la apertura económica ideada por Deng Xiaoping a finales de los 70.

El 1 de julio de 1921, una docena de intelectuales influidos por las ideas de Marx y Lenin y animados por el triunfo de la Revolución Rusa, entre los que figuraba un jovencísimo Mao Zedong, se reunieron en una casa de la Concesión Francesa, en Shanghái, para fundar el Partido Comunista de China. Representaban a sólo medio centenar de miembros y, acosados por la Policía del Kuomintang, tuvieron que salir a la carrera para concluir dicho congreso inaugural sobre una barca en el lago del sur de Jiaxing, en la vecina provincia de Zhejiang.

Hoy, 90 años después, el edificio de ladrillo gris que acogió el primer congreso del Partido Comunista se sitúa en el corazón de Xintiandi, una de las zonas comerciales más exclusivas de Shanghái plagada de bares de diseño, restaurantes de lujo y tiendas internacionales. La casa se ha convertido en un museo, pero su ubicación supone la mejor metáfora para explicar la evolución que ha sufrido el socialismo con características chinas en estas nueve décadas, sobre todo a raíz de la apertura al capitalismo acometida por Deng Xiaoping poco después de la muerte de Mao en 1976.

La China de Mao
El «Gran Timonel» se convirtió en el «padre de la patria» al fundar la República Popular de China el 1 de octubre de 1949, una vez que ganó la guerra civil contra el Kuomintang de Chiang Kai-chek, quien se refugió en Taiwán separando hasta hoy la isla del régimen comunista. Mao acabó con tres siglos de oprobio y humillaciones de China por parte de las potencias coloniales occidentales, restauró el orgullo nacional, repartió tierras entre los campesinos, impuso una educación y una sanidad públicas que mejoraron el nivel de vida, generó empleo al estatalizar las empresas, se libró de la dependencia de la Unión Soviética y logró, gracias a su fiel colaborador Zhou Enlai, el ingreso del país en la ONU y el deshielo con Estados Unidos a principios de los 70. Pero, como en los peores tiempos imperiales, también volvió a poner de rodillas a China durante el «Gran Salto Adelante» (1958-1961) y la «Revolución Cultural» (1966-76). En la primera campaña, perecieron de hambre entre 30 y 40 millones de personas por una desastrosa industrialización colectiva que llenó los patios traseros de las casas de pequeñas fundiciones para producir acero. La mala calidad del mismo, el abandono de la agricultura y las adversas condiciones meteorológicas arruinaron el experimento y erosionaron la imagen de Mao, que cedió su autoridad ante los moderados Liu Shaoqi y Deng Xiapoing.

La «Revolución Cultural»
En esta lucha de poder, el «Gran Timonel», adorado como un dios por la juventud y el campesinado, lanzó en 1966 la «Revolución Cultural», una cruzada antiburguesa que sumió al país en una década de fervor comunista y caos. Entre 2 y 20 millones de personas murieron víctimas de las persecuciones políticas y cientos de millones fueron salvajemente purgadas. Por eso, la sufrida sociedad acogió con satisfacción, sobre todo en las ciudades, las reformas capitalistas acometidas tras su fallecimiento por los líderes revisionistas Deng Xiaoping y Jiang Zemin, que han convertido a la humilde China comunista en la segunda potencia económica del mundo y sacado a cientos de millones de personas de la pobreza. El gigante asiático ha vivido en las tres últimas décadas la mayor transformación económica y social de su historia, pero no política. China sigue siendo una dictadura de partido único donde sus gerifaltes se dividen entre los «neoliberales» que abrazan el capitalismo salvaje y rechazan la democracia «al estilo occidental», como el presidente de la Asamblea Nacional Popular, Wu Bagguo, y los «socialdemócratas» con discurso populista para atajar la inestabilidad que provocan las crecientes desigualdades entre ricos y pobres, como el primer ministro, Wen Jiabao.

La «nueva» China
Para bien o para mal, con sus aciertos y sus errores, la nueva China ha sido forjada, a veces a sangre y fuego, por el Partido Comunista, que cuenta con 80 millones de miembros y controla la política, la economía y al Ejército. Demasiado poder para que no haya cundido entre sus cuadros la corrupción. Como ha recordado hoy el presidente chino, Hu Jintao, durante la conmemoración del aniversario, éste es el principal problema del régimen. «Se trata de un asunto de vida o muerte para el Partido y somos conscientes de la gravedad y el peligro de la corrupción que ha surgido como consecuencia de estar tanto tiempo en el poder», reconoció Hu, quien advirtió de que «si no es efectivamente erradicada, la corrupción le costará al Partido la confianza y el apoyo de la gente». Entonando este «mea culpa», y edulcorando su 90 aniversario con eslóganes nacionalistas y canciones patrióticas, el Partido Comunista se legitima con el crecimiento económico de las tres últimas décadas para anular cualquier reforma política. De hecho, el régimen ha intensificado la represión sobre los disidentes tras la concesión en octubre del Nobel de la Paz a Liu Xiaobo, condenado a once años de cárcel por liderar la «Carta 08» por la democracia, y las «revoluciones del jazmín» que han sacudido al mundo musulmán.

El Partido Comunista festeja sus 90 años
Frente a dicha inestabilidad, el Partido esgrime como logros el progreso económico y social, los Juegos Olímpicos de Pekín, la Expo de Shanghái, la presa de las Tres Gargantas, la devolución de Hong Kong a China en 1997, las misiones tripuladas al espacio, los trenes de alta velocidad, los rascacielos de cristal y hormigón que se construyen las 24 horas, las autopistas de varios niveles y las galerías comerciales con boutiques de lujo donde corre el dinero a mansalva. Gracias a su barata mano de obra, China es la «fábrica global» donde se producen todos los artículos que consumimos en nuestra vida cotidiana, pero también el mayor mercado del planeta y uno de los salvavidas de la economía mundial en estos tiempos de crisis. Frente a quienes recuerdan la matanza de Tiananmen en 1989, la brutal persecución del culto religioso «Falun Gong», el control sobre las minorías tibetana y uigur, el encarcelamiento de disidentes políticos, los abusos de poder, la falta de libertades y la violación de los derechos humanos, el Partido Comunista festeja sus 90 años entregado al capitalismo salvaje y la economía de mercado. Eso sí, con características chinas.

12 comentarios :

  1. Buen artículo.
    Es cierto, que como en todos los régimenes autoritarios de partido único, la represión de libertades son las riendas que permiten controlar al populacho.
    Si China no se abriera al capitalismo de forma controlada y planificada, el desequilibrio que prodía causar en los mercados resultaría de gran convulsión.
    Por ello los gobiernos de los paises occidentales miran para otro lado cuando el Estado Chino trata de controlar las libertades de sus ciudadanos.
    Es cuestión de tiempo que el gran dragón acabe por derribar los muros del comunismo, y cuando lo haga, el sunami económico que generará se llevará por delante todo lo que encuentre a su paso.
    Aquello que si todos los chinos saltaran a la vez produciría un terromoto, exactamente es aplicable a la economía. Si todos los chinos deciden comprar a la vez...

    ResponderEliminar
  2. La unica china buena es la que se fuma.

    ResponderEliminar
  3. Hablamos de la falta de libertades chinas y resulta que en este blog es necesario una aprobación previa, un filtrado, un control, una censura para transcribir las opiniones libres que los internautas dedicamos a aquello que nos merece la pena comentar.
    Manda huevos!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Mil perdones Carpanta!!!!... como escribí hace pocas entradas, tuve problemas técnicos y ahora utilizo otro editor de html... y no soy un hacha en esto... intentaré corregirlo lo antes posible...

    Y por favor notificadme si ocurre algún otro tipo de fallo...

    ResponderEliminar
  5. Me persisten los problemas pero como todo españolito, cuando no sabes cómo funciona algo, te lees las instrucciones...

    De hecho no consigo ni publicar más que el título de las dos notícias de agencias que suelo poner en los laterales superiores... ni un "countdown" que quiero poner...jeje

    Espero me disculpéis y tener todo o la mayor parte del asunto resuelto lo más brevemente posible.

    Y no la única china buena... la mejor vale, pero no te pases noi que de todo hay en la viña del señor...jajjjajajaja

    ResponderEliminar
  6. El Cíclope Cojomartes, 26 julio, 2011

    Joaquín, si no empezamos a sacar los mejores tangas del verano y a crear un fijo con "el cuerpo de la semana", la suscripción para despues de agosto va a estar floja de verdad.

    ResponderEliminar
  7. Eso, eso, para el nuevo curso chatis y futbol.
    Está muy bien el rollo cultureta, pero a la penya lo que le pone son bolas y pelotas.

    ResponderEliminar
  8. La Super Tacañonamartes, 26 julio, 2011

    Desde luego, solo pensais en lo mismo. Los tios sois hermafroditas. Teneis dos sexos. Uno entre la entrepierna y otro en la cabeza.
    A ver si evolucionais, que os habéis quedado en el Neolítico.

    ResponderEliminar
  9. Mira Tacañona, no niego que no hayamos evolucionado, pero no somos hipócritas. Nos gusta la carne.
    Vosotras cuando veis un buen culo o una tableta de chocolate, las "orejas" os hacen palmas(me guardo la palabra para que el bloger no me saque tarjeta amarilla)aunque disimuladamente mireis hacia otro lado.
    Nosotros no habremos evolucionado, perfecto. Seguimos siendo Neandertales. Pero es preferible eso que no como vosotras, que sois la evolución del cubito de hielo.

    ResponderEliminar
  10. Collons... que ha pasado hoy??? jajajajjaja

    La verdad es que alguna tarjeta amarilla tendría que haber sacado pero perdonada queda. Creo haber reducido a la mínima expresión el sistema de moderación de comentarios del blog y salvo tacos muy fuertes, admite automáticamente todo. No obstante sigo intentando desactivarlo. De la misma manera también ocurre algún que otro error técnico que espero subsanar pronto.

    Vuelvo a pedir perdón por ello.

    Pero sigo flipando con este subidón hormonal reconcentrado...jajajajajjajaja

    Y para quien se lo pregunte, no es mi intención el añadir temas erotico-festivos en el blog... un poco de fútbol cuando empiece la temporada sí, pero quien quiera calentarse tiene internet lleno de material para ello...

    Llega el agosto...

    ResponderEliminar
  11. EL CAGADOR JUSTISIERO ATACA DE NUEVOmartes, 26 julio, 2011

    Ximo sosito! pues la chica del as ha existido toda la vida y bien que mola.

    no piensas comentar nada de los fichajes de este verano? del supermalaga?

    ResponderEliminar
  12. Ah! Dani Gimeno se ha clasificado para la segunda ronda del torneo de Gstaad (Suiza) tras imponerse en tierra batida al belga Steve Garcis por 6-4 5-7 7-5.

    Su próximo rival FELICIANO LÓPEZ...

    ResponderEliminar