miércoles, 21 de marzo de 2012

Equinoccio de primavera: cuando la noche dura tanto como el día.


A las 6.14 horas de ayer martes 20 de marzo (hora peninsular, una hora menos en Canarias) comenzó la primavera 2012, según los cálculos del Observatorio Astronómico Nacional . A esa hora el centro del Sol, visto desde la Tierra, cruzó el ecuador celeste en su movimiento aparente hacia el norte. Es lo que se llama equinoccio de primavera, la fecha en que la duración del día y la noche prácticamente coinciden.

El equinoccio de primavera puede darse, a lo sumo, en tres fechas distintas a lo largo del siglo XXI, pudiendo iniciarse del 19 al 21 de marzo (fecha oficial española). Durante el siglo XXI, el año en que la primavera llegó más tarde fue 2003 y el año en que será más tempranera es 2096. Estas variaciones se deben al modo en que encaja la secuencia de los años según el calendario (unos bisiestos, otros no), con la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol (una duración conocida como año trópico).

A partir de esta fecha la longitud del día se alarga rápidamente. En las latitudes de la Península, el sol sale por las mañanas antes que el día anterior y por la tarde alarga su puesta, lo que alarga el día casi tres minutos cada 24 horas. La estación durará 92 días y 18 horas, y terminará el 21 de junio con el comienzo del verano.

Se denomina equinoccio al momento del año en que el Sol está situado en el plano del ecuador terrestre, donde alcanza el cenit. El paralelo de declinación del Sol y el ecuador celeste entonces coinciden.

Desde el punto de vista del “equinoccio como cambio de estación” los equinoccios son el instante (o la fecha, en un sentido más general) en que suceden determinados cambios estacionales, opuestos para el hemisferio norte y el hemisferio sur:

Equinoccio de marzo, el día 21 de marzo (aproximadamente):
-En el Polo Norte, paso de una noche de 6 meses de duración a un día de 6 meses.
-En el hemisferio norte, paso del invierno a la primavera; se llama el equinoccio primaveral.
-En el hemisferio sur, paso del verano al otoño; se llama el equinoccio otoñal.
-En el Polo Sur, paso de un día de 6 meses de duración a una noche de 6 meses.

Equinoccio de septiembre, el día 21 de septiembre (aproximadamente):
-En el polo Norte, paso de un día de 6 meses de duración a una noche de 6 meses.
-En el hemisferio norte, paso del verano al otoño; se llama el equinoccio autumnal.
-En el hemisferio sur, paso del invierno a la primavera; se llama el equinoccio vernal.
-En el polo Sur, paso de una noche de 6 meses de duración a un día de 6 meses.

Los dos equinoccios como la intersección del ecuador celeste y la eclíptica, y los solsticios, momentos del año en los que el Sol alcanza su máxima posición meridional o boreal; son los cuatro puntos en los que inician las estaciones del año.

Los equinoccios realmente son un momento particular en el calendario, un instante de tiempo que ocurre a una hora determinada; en vez de todo un día (aunque acostumbramos llamar equinoccio o día equinoccial a la jornada en que ocurre este instante).

El día de los equinoccios, el Sol sale exactamente por el punto Este y se pone por el punto Oeste, en todos los lugares de la Tierra -excepto en los Polos dónde no sale, ni se pone-. En el Ecuador el Sol alcanza el cenit. Por otra parte, y para cualquier día del año desde el hemisferio norte el Sol culmina hacia el sur, moviéndose en sentido horario, mientras que desde el hemisferio sur culmina hacia el norte y se mueve en sentido antihorario.

0 comentarios :

Publicar un comentario