viernes, 18 de mayo de 2012

Mercadona, Eroski y Carrefour ahorran 2.500 millones a sus clientes


El precio se ha convertido en el factor determinante de compra y por eso las empresas no escatiman esfuerzos en rebajar sus tarifas e invertir en descuentos, ofertas y promociones. En paralelo, las empresas están ampliando las facilidades de pago a sus clientes. 

En el último ejercicio, Mercadona, Grupo Eroski y la filial de hipermercados de Carrefour ahorraron 2.500 millones de euros a sus clientes. Las estrategias de cada operador han sido diferentes.

Mercadona fiel a su estrategia de Siempre Precios Bajos (SPB), mediante la cual no realiza promociones ni descuentos puntuales en sus tiendas, sino que ofrece siempre la tarifa más asequible posible, invirtió en rebajar los precios.

Frente a la estrategia del líder de los supermercados, Grupo Eroski y la división de hipermercados de Carrefour apostaron por reforzar la inversión en descuentos y promociones especiales para sus clientes.

Durante el último ejercicio, el Grupo Eroski frenó las inversiones en su desarrollo y concentró su esfuerzo en los precios. La cooperativa vasca trasladó a sus clientes un ahorro de 143 millones de euros.

En el último ejercicio, el dueño de Hacendado rebajó un 4% sus tarifas, lo que según datos de la cadena presidida por Juan Roig, se tradujo en un ahorro de 2.200 millones de euros para los 4,4 millones de familias que cada día compran en sus tiendas.

Un año antes y tras poner en marcha la estrategia de reducción de referencias y eliminación de costes superfluos dentro de su plan para reducir gastos, el líder de los supermercados logró una rebaja media del 10% en sus tarifas, el equivalente a 1.500 millones de euros de ahorro a sus clientes.

Según las últimas cuentas de Centros Comerciales Carrefour, la empresa repartió más de 149 millones de euros entre sus casi 10 millones clientes fidelizados a través de la tarjeta Club Carrefour. En 2009, la inversión en promociones fue superior a 120 millones de euros.

Según explica en su memoria, la compañía sigue reinvirtiendo en precios finales las eficiencias obtenidas en negociación y gestión de compras para ofrecer a sus clientes las mejores condiciones. En 2010, el gasto en aprovisionamiento representó casi el 91% de su cifra neta de negocio.

La cooperativa vasca dió un paso más las pasadas Navidades, con una agresiva campaña de financiación a sus clientes, que permite posponer hasta el mes de febrero el pago de todas las compras superiores a 59 euros y después, empezar a pagar en cuatro meses sin intereses y sin gastos.

Estas condiciones, válidas para cualquier tipo de producto y en todos sus establecimientos, tienen como objetivo fidelizar a sus clientes. Esta es una fórmula que también han puesto en marcha otros grupos de distribución, como El Corte Inglés, aunque en su caso para determinadas categorías de producto.

Por su parte, Dia no cuantifica su inversión en precios, pero según sus datos, en 2010 rebajó las tarifas en sus establecimientos un 0,7%, mientras que un año antes la reducción fue del 3%.

0 comentarios :

Publicar un comentario