lunes, 14 de mayo de 2012

Parque Ferrari World: marketing italiano en estado puro.






Ferrari es la primera escudería que incursiona en el mundo de los parques temáticos y afirma que el suyo es el parque bajo techo más grande del mundo. Ferrari está llevando la emoción de las pistas de Fórmula Uno a un parque temático donde espera aprovechar la pasión de los magnates petroleros del Medio Oriente por la velocidad y los autos de lujo. La casa italiana inauguró a fines de octubre Ferrari World, que ofrece la montaña rusa más rápida del mundo y un descenso de una torre de 20 pisos en el que se duplica la sensación que experimentan los pilotos cuando aceleran en una pista.

Ante las filtraciones de la posible construcción de un parque temático de la empresa automovilística financiado por un fondo de inversión árabe, por el Credit Suisse y el Banco Santanderun Barberá en Cheste (Valencia) la grandísima RITA BARBERÁ ha comparecido antes los medios de comunicación y ha reconocido que el Gobierno valenciano negocia con Ferrari, aunque pide prudencia pues el acuerdo no está cerrado. El vicepresidente del Gobierno valenciano, José Císcar, ha asegurado que la construcción de un Parque Ferrari World en Cheste supondría una inversión de cerca de 1.000 millones de euros en la Comunitat Valenciana y generaría 2.000 puestos de trabajo directos e indirectos.Sería similar al existente en Abu Dabi, inaugurado en noviembre de 2010, que incluye atracciones, simuladores, cursos de conducción, y numerosos restaurantes y tiendas, entre otras secciones.

Eligió el lugar donde crear el primer Parque Ferrari con cuidado: cerca del Yas Marina Circuit, uno de los sitios con mayor ingreso per capita del mundo. "A la gente de esta zona le encanta la velocidad. Lo percibes cuando manejas en la calle'', comentó Khaled al Qubaisi, de los Emiratos Arabes Unidos y quien es el único piloto del Medio Oriente de alto nivel. Compite en la Porsche Supercup Series.

El parque en la capital de los Emiratos, además de la montaña rusa en la que se alcanzan velocidades de 240 kilómetros (149 millas) por hora, ofrece un descenso vertical de 62 metros (203 pies) y un techo de 200.000 metros cuadrados (2,1 millones de pies cuadrados), pintado con el color de Ferrari, el rojo.

También ofrece la colección de automóviles Ferrari más grande que hay fuera de la sede de la escudería y un restaurante inspirado en Mamma Rossella, el sitio favorito de los pilotos de Ferrari cuando están en Italia.
El visitante puede recorrer el paddock de Ferrari, tocar las herramientas que usan los mecánicos durante las carreras y aprender a realizar tareas como un cambio de neumáticos acelerado.

"Ofrece la emoción del automovilismo, nostalgia'', dijo Andy Keeling, gerente de Ferrari World. "No nos olvidemos que es un sitio muy divertido. No es un museo ni un lugar para vender autos y tiene la montaña rusa de Ferrari''.

La decisión de Ferrari de abrir su primer parque temático en el Medio Oriente refleja la importancia de la región para los fabricantes de automóviles.

El Golfo ya tiene carreras de F1 en Abu Dhabi y Bahrein, y se dice que Qatar también quiere una. Ganan popularidad las carreras de piques cortos o arrancones (drag racing) y abundan los rallies por el desierto, desde Jordania hasta Arabia Saudita.

Las carreras son parte de la cultura de los árabes. Desde hace siglos que hay carreras de camellos y de caballos, y Dubai es sede de la carrera hípica más rica del mundo, la Copa Mundial de Dubai, con 10 millones de dólares en premios. En la década de 1970 comenzaron a correrse rallies.

El interés en el deporte aumentó tras la inauguración del Autódromo de Dubai en 2004. El jeque Khalid bin Hamad Al Thani, hijo del emir de Qatar, invirtió 7 millones de dólares en un nuevo equipo de drag racing que compite en el circuito NHRA de Estados Unidos. El jeque Khalid Al Qassimi, de los Emiratos, se hace sentir en el mundial de rallies, en tanto que Nasser al-Attiyah, de Qatar, terminó segundo en el Rally de Dakar de este año.

Los Emiratos sueñan con tener un piloto de Fórmula Uno y para ello hablan de abrir una academia de conductores.

Ferrari es probablemente el equipo de F1 que más agresivamente trata de ganarse el mercado del Medio Oriente. En 2007 abrió un salón en Abu Dhabi en el que se vende su mercadería y el año pasado inauguró un local enorme en una ceremonia en la que participaron los ex pilotos de F1 Kimi Raikkonen y Giancarlo Fisichella.

"Me gusta la F1. Te deja sin aliento'', comentó Asma al-Hammadi, quien dijo que viene a Dubai tres o cuatro veces al mes y que gastó 4.100 dólares en entradas a una carrera de F1 en Bahrain para darle una sorpresa a su marido.

Ferrari World abarca más de 8,000 metros cuadrados (86.000 pies cuadrados) y 20 atracciones inspiradas en Ferrari, de acuerdo con el administrador general Claus Frimand.

El ejecutivo dijo que el parque ofrece una plataforma única para contar la historia de la escudería.

"No hay mejor forma de experimentar lo que representa Ferrari'', afirmó Frimand. "Contamos la historia de las victorias de Ferrari y las razones por las que es el equipo más grande''

0 comentarios :

Publicar un comentario