martes, 31 de julio de 2012

Presentación del Especial Monográfico Publicitario: "Un añito en el infierno"


Tras 35 entradas del serial publicitario “Los mejores spots de la historia” y varios especiales centrados en una temática o una empresa, y pedírmelo Rafini en uno de sus comentarios en el blog, ante lo cual me es imposible resistirme al apasionante reto que me propone, voy a publicar un monográfico de 8 capítulos sobre la campaña de comunicación que la agencia “Sra. Rushmore” produjo y realizó para el Atlético de Madrid tras descender en la temporada 1999-2000. 

Esta campaña publicitaria tuvo una gran reconocimiento y obtuvo muchos premios y galardones a nivel nacional e internacional. Fue un gran éxito con todo merecimiento. En la peor época que atravesó la entidad, se apostó por la innovadora idea de provocar un gran impacto entre los seguidores rojiblancos transmitiendo los valores emocionales que hacen especial a la afición atlética, con mensajes cargados de simbolismo y sentimiento.

No sólo causó el efecto deseado, sino que también impactó a los medios de comunicación, hecho que multiplicó exponencialmente la difusión de los referidos spots, que por supuesto insertaré en la cabecera de cada entrada-capítulo de este humilde homenaje a una campaña de comunicación que varió el rumbo de la relación entre los clubs de fútbol y el mundo de la publicidad no sólo a nivel español, también tuvo gran influencia en las grandes ligas de todo el mundo. 

Aunque todo empezó con una impactante imagen y un magnífico slogan plasmados en un cartel publicitario, varios de los spots que le siguieron y formaron parte de la campaña, recibieron numerosos galardones y reconocimientos de la industria publicitaria y la crítica, llegando a ser premiado uno de ellos con un “Leon de bronce” en el festival de Cannes, acontecimiento más prestigioso a nivel mundial en el campo de la comunicación publicitaria. 

Alcanzó un altísimo nivel de popularidad y todavía se recuerdan sus impactantes e ingeniosos spots, sus mensajes cargados de emoción que intentaban inyectar ilusión y esperanza a los sufridores seguidores atléticos. 

Aunque el símbolo que inició toda la campaña y que quedó grabado en la memoria popular, fue el mensaje del cartel publicitario tras materializarse el descenso: “Un añito en el infierno”. Seguro que muchos clubs que han descendido a segunda desde entonces, se han motivado e intentado recuperar la ilusión, rememorando ese genial slogan. 

Encabeza esta entrada-presentación del monográfico, el gran Joaquín Sabina, seguidor atlético hasta la médula, que compuso y canta este himno oficial que conmemoró el centenario del Atlético de Madrid y en el que se refiere con su habitual maestría a ese sentimiento inexplicable que conlleva ser hincha de este diferente y peculiar club de fútbol.

1 comentarios :

  1. Grande Sabina poniendo sobre el asador toda la grandeza y miseria del Atleti.
    Qué bueno, la posibilidad de revisar los spots de "Papá, porque somos del Atleti".
    Grande también cuando habla la bombonera: "aqui no se juega, se lucha".

    ResponderEliminar