miércoles, 29 de agosto de 2012

Cienciología: la verdad sobre una mentira...



La revista Time en su número de mayo 6 de 1991 publicó: "La Cienciología se nos presenta como una religión pero no es nada más que un terrible fraude mundial". Mientras que el Christian Research Institute: "A esta conclusión se ha llegado después de analizar las denuncias que tiene por robo, espionaje telefónico a más de cien agencias tanto gubernamentales como privadas (en U.S.A.). Hasta llegar al abuso físico y mental de algunos de sus seguidores." 

John Weldon Especialista de Christian Research Institute denuncia casos que incluyen alucinaciones, conducta irracional, desorientación grave de la personalidad, enfermedades físicas y mentales y aun suicidios por el uso de las terapias de la Cienciología. La Revista Time informó sobre las prácticas de espionaje que realizaban: “11 líderes máximos de la cienciología incluida la esposa del fundador fueron enviados a prisión en los años 80’s por infiltrarse, robar y espiar telefónicamente...para intentar bloquear a quien los investigara". 

La realidad es que esta "iglesia" constituye un fraude global que sobrevive intimidando a sus miembros y críticos con un estilo similar al de la mafia.

La promesa de bienestar espiritual es común a la mayoría de religiones, el problema es que no lleva aparejado un costoso tratamiento. Didier, un pintor de mediana edad, cuenta en detalle los pasos del supuesto tratamiento desde su entrada. El primero, es un paquete de complejos vitamínicos por valor de 2.000 euros que sólo se fabrica en el cuartel general de la organización, en Florida. Y a partir de ahí, el coste va subiendo, a veces hasta centenares de miles de euros.

Alex Stoffen, un músico, se dejó todos sus ahorros en el tratamiento espiritual que debía ayudarle a superar sus miedos y angustias. Una vez sin fondos, le dijeron que no se preocupara, que ya pagaría más adelante. Unos meses más tarde le llegó una factura de un préstamo con un tipo de interés abusivo. Peor fue la situación para Maria Pia Gardini, una adinerada productora de cine, a la que, una vez en el cuartel general de Florida, le quitaron el pasaporte, la encerraron, la golpearon, y sólo la dejaron salir tras haber firmado cheques por valor de 600.000 euros. 

Gardini sólo entró en la organización para poder estar continuar en contacto con su hija, pues sus mentores le habían dicho que debía cortar relaciones con todos quienes no fueran miembros de la Cienciología, incluida su madre. Si bien sus portavoces niegan que la “desconexión” sea obligatoria, numerosos testigos prueban que esta práctica es habitual, algo que sucede en las sectas más destructivas. 

“El perfil de quienes entran tiene un punto en común: son personas que han sufrido una pérdida, o con problemas emocionales”, cuenta Jean-Charles Deniau. “Yo creo que entre la élite, un 90% saben que esto es una tomadura de pelo. Gardini me contaba que algunos se lo habían dicho, pero después de haberlo abandonado todo, sus carreras, su familia, etc, son incapaces de marchar”. 

Con John Travolta y Tom Cruise como sus más célebres abanderados, Hollywood es un terreno abonado para la Cienciología, cuyo seguimiento, como todo lo que envuelta a este grupo, es todo un misterio. Alguno de sus portavoces habla de 8 millones de creyentes en todo el mundo, pero en una encuesta sociológica sobre la religión en EEUU, se estimó que sólo son 25.000. 

Ya sea por las poderosas conexiones de algunos de sus acaudalados miembros, o por el lugar sagrado que ocupa la libertad religiosa dentro del sistema político y legal de EEUU, de momento, la Cienciología cuenta con la áurea de respetabilidad que le da la consideración de religión. 

Sin embargo, existen numerosos pleitos en su contra por abusos en los tribunales de California y Florida, donde se encuentran sus principales instalaciones, que según algunos “apóstatas”, se utilizan como centros de confinamiento de aquellos individuos que no obedecen las consignas de la jerarquía.

2 comentarios :

  1. Hola, yo estuve en la Dianética y Cienciología por 10 años en una de sus sedes mas grandes en Mexico DF denominada ODD – Organización Desarrollo y Dianética, A.C.-

    Todas sus terapias se basan en la sugestión y en el efecto placebo, ademas jamás y digo JAMAS te dejan que tengas la menor duda y mucho menos critica hacia lo que su fundador Hubbard escribe, y debes creer TODO AL PIE DE LA LETRA.

    Además en este lugar mi familia y yo fuimos victimas de abuso sexual infantil, adulterio, robo, fraude, por parte de empleados de dicha asociación o “staffs” como ellos mismos se autonombran, al hacer yo los reportes a sus superiores en las oficinas de control continental para Latinoamérica, no se me permitió hacer denuncias penales ya que según ellos por política interna “un cienciólogo no puede demandar a otro cienciólogo”, y todo lo arreglaron internamente haciendo que los criminales volvieran a pagar todos sus cursos y que hicieran cuantiosas “donaciones” a la Asociación Internacional de Cienciólogos.

    Tengo pruebas documentales de todo esto.

    Saludos
    Cesar Velasco Contacto si deseas más información

    cesarvelascob@yahoo.com.mx

    cienciologiaenmexico.wordpress.com

    ResponderEliminar