martes, 14 de agosto de 2012

Cómo el Atlético de Madrid revolucionó la publicidad. Capítulo 8 (año 2007): “Eternamente grande”


Por último, la campaña publicitaria de esta temporada, por supuesto, después de una liga anterior con decepción incluida, tras quedarse el equipo fuera de puestos de acceso directo a Europa tras estar toda la temporada en ellos, una vez más, ya llega a ser algo recurrente, a igualdad de puntos con el sexto clasificado, pero por diferencia de goles. Aún así el equipo consiguió acceder a la copa de la UEFA a través de la copa Intertoto, por lo que al final se trató de un mal menor. 
El anuncio correspondiente a esta temporada viene precedido de un convulso verano, en el que se ha consumado la venta de Fernando Torres, buque insignia del club en los últimos años, y además, del estadio Vicente Calderón, por lo que la afición se ha visto arrollada por una consecución de noticias negativas durante todo el verano.

Todo esto ha desembocado en un nuevo spot en el que una vez más se posiciona el sentimiento atlético a través de una conversación padre e hijo, de una forma poco común. El anuncio se desarrolla en un cementerio, donde un hombre habla con su padre, ya fallecido. “Padre, tenía que hablar contigo. La verdad es que no es fácil decirte esto, sé que tu, yo y el abuelo siempre estuvimos orgullosos de ser lo que somos”, le dice. “Sueles decir que lo que se gana con esfuerzo es mucho más valioso, que no siempre hay que escoger el camino más fácil, que a nosotros nadie nos iba a regalar nunca nada y que, por eso, somos grandes, pero es que esto es cada vez más difícil”, continúa el aficionado del Atlético en su conversación con su padre. 
“Y, bueno, venía a decirte que ya no puedo más, que no me siento con fuerzas para transmitirle esto a mi hijo, que lo dejo padre, que lo dejo…”, dice el seguidor rojiblanco, que deja en ese momento su bufanda del Atlético sobre la tumba de su padre, pero, entonces, la rama del árbol que hay junto a la tumba de su padre le golpea la cabeza. Él recoge la bufanda y sigue adelante. Entonces aparece el eslogan de la campaña: “Eternamente grande”.  
Este anuncio es la consecuencia de un verano de decepciones, en la que el aficionado rojiblanco necesitaba que le recordaran que el club está por encima de estadios o jugadores, que es “eternamente grande”. Ese es el principal mensaje que pretende transmitir el spot, todo ello, además, con la inclusión del toque de humor final, el golpe metafórico que le da el padre a su hijo como diciéndole que los atléticos no se pueden dejar llevar por la frustración de un mal momento. Por muchas crisis que pueda pasar el club, el aficionado atlético siempre encuentra un motivo por el que ilusionarse.  
Una vez más, el spot supuso un nuevo crecimiento de la masa de abonados al club, mucho más importante que en temporadas anteriores, llegando a los 47.021 abonados.

1 comentarios :

  1. No creo que haya otro sitio donde poder ver el serial de campañas del Atleti, además de completarlo con datos, estadísticas y comentarios que contextualizan cada spot.
    La verdad que la campaña encarna a la perfección la grandeza del segundón, del pupas... del eterno perdedor. Y consigue que el aficionado se identifique con los valores de la desgracia, del sufrimiento, de la derrota. Una historia (una realidad)que Sabina también supo describir magistralmente, con acordes de charanga y letra de huy!!!, en vez de gol!!!.
    Currada buena te has, como diría el pequeño gran Yoda, pero es que un blog donde la publicidad es uno de los fundamentos del bloguer, y que además respira futbol en su versión más pasional, no podía faltar la campaña del Atleti.

    ResponderEliminar