martes, 7 de agosto de 2012

Cómo el Atlético de Madrid revolucionó la publicidad. Capítulo 3 (año 2002): “Ya estamos aquí”




Dos difíciles y duros años después, el Atlético de Madrid consiguió subir a Primera. Esta campaña publicitaria no recurrió tanto al sentimiento atlético como en casos anteriores, pero si que estaba cargada de simbolismo y emoción. 

El spot representa de una forma simbólicamente perfecta los dos años vividos por el equipo en su paso por la Segunda división, representada como la alcantarilla. Además, el lugar de donde emerge el ‘Mono’ Burgos, y hacia donde mira, aunque no aparece en imagen, es precisamente en dirección a la fuente de Cibeles, santuario del Real Madrid, eterno rival del Atlético. 

En el anuncio se puede observar el cruce de las calles Gran Vía y Alcalá, en pleno centro de Madrid, uno de los lugares más reconocidos de la ciudad.  En el centro se observa una alcantarilla cerrada, mientras se escucha el sonido de gente jugando al fútbol, con un eco que te hace pensar que el sonido proviene de dentro del alcantarillado, hasta que de pronto sale un balón que levanta la tapa, y por el agujero se asoma el peculiar “Mono” Burgos, portero del Atleti, que representa a la perfección el espíritu guerrero del club, mientras aparece sobre la imagen la frase: “Ya estamos aquí”.
Este anunció consiguió transmitir al aficionado atlético la ilusión y la esperanza del retorno a Primera división. Y por consiguiente, la renovación de casi el 100% de los abonos, a pesar del gran aumento de los precios, fijando finalmente el número de abonados en 43.500.

0 comentarios :

Publicar un comentario