miércoles, 22 de agosto de 2012

Otra mujer condenada a lapidación en Sudán



Carta de Esteban Beltrán
Director Amnistía Internacional - Sección Española (@amnistiaespana) 


Hola,

Hace unas semanas, con tu ayuda, conseguimos parar la lapidación de la joven sudanesa Intisar Sharif Abdallah. Hicieron falta casi 80.000 firmas. Ahora, Sudán ha vuelto a condenar a morir apedreada a otra mujer, Layla Ibrahim Issa Jumul, de 23 años. Acusada de adulterio, no contó con la asistencia de abogado alguno, y su condena, hecha pública en julio, se basó únicamente en su confesión. 

La sentencia, además, contraviene la Constitución del país, que prohíbe la condena a muerte de mujeres embarazadas o lactantes. Además, Amnistía Internacional, basándose en el derecho internacional, se opone a que nadie pueda ser condenado a muerte por mantener relaciones sexuales consentidas entre adultos. Layla espera la ejecución a pedradas, encadenada con grilletes junto a su hijo de seis meses. Nuestra organización considera a las personas detenidas por esta razón como presas de conciencia.


Otra vez la vida de una joven sudanesa requiere de nuestro compromiso. Por eso, te pedimos que firmes y exijas a las autoridades de Sudán que detengan la ejecución y liberen a Layla. 

Recuerda, que una sencilla e insignificante acción para nosotros y nosotras, puede suponer un halo de vida para alguien. Miles de firmas salvaron a Intisar. Ahora Layla espera atada a que las piedras no le roben su vida. 

Agradeciéndote tu apoyo, permíteme que te pida quereenvíes este mensaje a tus contactos y nos ayudes, más si cabe, en esta lucha. 

Recibe un cordial saludo.



PD: Amnistía Internacional no pide ni acepta donaciones ni subvenciones de ningún gobierno nacional, como garantía de independencia. Sólo la aportación voluntaria y desinteresada de miles de personas hace posible nuestra lucha por los derechos humanos en todo el mundo. ¿Quieres sumarte? Asóciate ahora adaptando tu contribución a tus posibilidades económicas.

0 comentarios :

Publicar un comentario