jueves, 30 de agosto de 2012

Rojadirecta gana el pulso al Gobierno de EEUU el cual se rinde en su censura y persecución


Nada menos que 18 meses ha durado la persecución del Gobierno de EEUU contra la web de enlaces española Rojadirecta. Después de haber bloqueado algunos de sus dominios por considerar que la web infringe el copyright, las autoridades han decidido desistir en su empeño. 

El Gobierno de Estados Unidos tira la toalla más de un año y medio después de bloquear -sin juicio previo- al sitio web españolRojadirecta sus dominios '.org' y '.com', por una presunta 'violación del copyright'. Ahora, la Administración estadounidense, que había cerrado los dominios sin más explicaciones, abandona el caso de igual manera, sin dar explicación alguna. Rojadirecta ya ha anunciado que ha empezado los trámites para recuperar dichos dominios. 

Los dos dominios secuestrados a Rojadirecta por parte del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) serán devueltos a su legítimo dueño, la empresa española Puerto 80. Después de un año y medio desde que este departamento procediese al bloqueo de los dominios .com y .org, el cese en esta medida será inminente.

Recordemos que la web española formó parte de un conjunto de páginas de enlaces a retransmisiones deportivas en directo que las autoridades gubernamentales decidieron censurar de forma unilateral en febrero de 2011. La acusación, como no podía ser de otro modo, era la supuesta infracción masiva del copyright que provocaba tanto ésta como las otras webs apuntadas por el departamento. Sin embargo, el caso de Rojadirecta pronto llamó la atención, puesto que el Gobierno de EEUU había procedido al bloqueo de una página que los propios tribunales españoles habían declarado legal en dos ocasiones.

El caso de Rojadirecta y del 'secuestro' de sus dominios gestionados en EEUU (la página siguió funcionando a través de otros, como,'rojadirecta.me', 'rojadirecta.es' y 'rojadirecta.in', así como desde sudirección IP) se enmarcó en una operación denominada Operation In Our Sites v. 2.0. Cerca de un centenar de sitios web sufrieron el cierre o el bloqueo de sus dominios '.com', '.org' y otras bajo control de alguna institución u organización en EEUU.

Esta operación, por la que el Gobierno federal podía bloquear dominios sin necesidad de juicio en casos de lucha contra violaciones de la propiedad intelectual, disparó el debate sobre la jurisdicción de Internet y el poder que se arroga Estados Unidos para bloquear direcciones de sitios web que no pertenecen a dicho país, como Rojadirecta.

La reacción de Puerto 80 fue rápida y decidió denunciar nada menos que al Gobierno estadounidense por la operación, puesto que consideraba que su acción no tenía bases legales y que era inconstitucional. Cada argumento que las autoridades presentaban contra la web acababa volviéndose en su contra y parecía que el tribunal acabaría por dar la razón a Rojadirecta, más aun después de la última sentencia en el país norteamericano que confirmaba que insertar vídeos de terceos en una web no se puede considerar un acto infractor.

Finalmente el Gobierno ha decidido archivar de forma voluntaria un caso que veía perdido. Por desgracia, no ha habido una sentencia que confirme que este tipo de acciones son irregulares, por lo que podría volver a repetirse una medida similar sin que haya jurisprudencia que evite una acción a todas luces ilegal. Por lo tanto, podríamos volver a versecuestros de dominios de forma temporal con el ánimo de que sean las webs las que finalmente desistan en su actividad ante la presión de las autoridades y a pesar de que sean legales como el caso de Rojadirecta.

Por ahora, ambos dominios de la web de enlaces siguen inaccesibles, pero el abogado de la compañía ha confirmado que le serán devueltos y es de esperar que otras webs afectadas por las medidas de las autoridades también vean desbloqueados sus dominios. No obstante, la victoria no puede dibujarse como un triunfo definitivo, porque sin sentencias que confirmen que es ilegal este tipo de acciones gubernamentales no podemos esperar sino que EEUU repita su censora estrategia.

0 comentarios :

Publicar un comentario