jueves, 4 de octubre de 2012

El 94% de los españoles respira aire contaminado





Os reproduzco los resultados del informe anual de la calidad del aire en España que recoge y publica la periodista Maryem Castillo. La fotografía de la nube de contaminación de Madrid habla por sí sola...


Al menos 9 de cada 10 españoles respiran aire que supera los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), según el informe anual sobre la calidad del aire en España en 2011, presentado hoy por la organización Ecologistas en Acción. Si nos atenemos a los límites de contaminación que marca la legislación, el porcentaje de población afectado sería del 22%; es decir, unos 10,4 millones de ciudadanos.

La situación, a pesar de su gravedad, se ha mantenido en unos niveles estables en los últimos años. El principal agente contaminador del aire es el tráfico en las zonas metropolitanas, donde vive la mayor parte de la población. Según denuncian desde Ecologistas en Acción, las Administraciones no están adoptando las medidas necesarias para solucionar este serio problema de salud pública.


Para la valoración del número de españoles que respira aire contaminado se han tenido en cuenta cinco contaminantes reconocidos por los expertos que son los que más problemas de salud originaron en España durante 2011. Estos son las partículas en suspensión (PM10 y PM2,5), el ozono troposférico (O3), el dióxido de azufre (SO2) y el dióxido de nitrógeno (NO2).

Al igual que en los años siguientes a 2007, durante 2011 se registró una pequeña reducción de los niveles de contaminación con respecto a años precedentes si se toma en cuenta la normativa europea, algo que –como viene apuntando la organización– sigue ocurriendo más por razones coyunturales que por la aplicación de medidas planificadas y orientadas a mejorar la calidad del aire. Entre las causas de esta situación destacan la reducción de la movilidad originada por la crisis (el consumo de combustibles de automoción en 2011 fue un 14,8% inferior al de 2007, aunque se experimentó un repunte el año pasado), la disminución de la actividad industrial debido a la coyuntura económica y, por último, la evolución del parque automovilístico hacia vehículos más pequeños y eficientes (por tanto, menos contaminantes). El trabajo, que analiza los datos que facilitan las Administraciones autonómicas a partir de sus redes de medición de la contaminación, sostiene que el 94% de la población (44,3 millones de personas) respira aire que supera los índices recomendados por la OMS.

Uno de los datos más relevantes del informe es la medición del ozono troposférico, considerado por los expertos como uno de los más nocivos para la salud humana junto a la contaminación por partículas, ya que puede causar o agravar problemas respiratorios y la exposición a este agente en ciudades aún es muy alta. De acuerdo con el documento, un 79% de la población total (unos 37,1 millones) respira aire contaminado por el ozono troposférico, según los valores de la OMS. Si se calculan por la normativa europea, la cantidad se reduce a un 8%. Hay que resaltar que la Agencia Europea del Medio Ambiente (EEA, por sus siglas en inglés) utilizó en su último informe sobre la calidad del aire en Europa los valores de la OMS ya que existe “una urgencia de revisar la legislación europea del aire”.

Un estudio del programa Clean Air for Europe (CAFE) de la Comisión Europea en 2005 señala que en España la contaminación por partículas causa 19.940 fallecimientos prematuros al año, así como unas 6.000 admisiones hospitalarias por enfermedades cardíacas y respiratorias. A pesar de ello, denuncia Juan Bárcena, de Ecologistas en Acción, las Administraciones no están tomando las medidas necesarias para solucionarlo. Bárcena aprovecha para recordar que la Comisión Europea inició en enero de 2009 un procedimiento de infracción contra España por el incumplimiento de la normativa sobre calidad del aire que está a punto de llegar al Tribunal de Justicia europeo.

Los planes de mejora de la calidad del aire y los planes de acción para reducir esta contaminación, obligatorios según la legislación vigente, en muchos casos no existen, y en otros apenas si tienen efectividad por falta de voluntad política para acometer medidas estructurales, según Ecologistas en Acción; que señala que estos planes son responsabilidad de los Gobiernos de las comunidades autónomas y de los Ayuntamientos.

La ciudad de Madrid suspende —otra vez— en la contaminación por dióxido de nitrógeno, que proviene de los tubos de escapes de los coches. Según los datos del informe, basados en la información proporcionada por la Comunidad de Madrid, el 70% de las estaciones de medición de la ciudad superan los límites anuales establecidos. Por comunidad Madrid es la que más problemas de contaminación presenta, seguida por Cataluña y Andalucía.

El anterior ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino aprobó al final de la legislatura un Plan Nacional de Mejora de la Calidad del Aire que no se ha puesto en marcha. Por su parte, el actual ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha manifestado que pretende modificar este plan y la Ley de Calidad del Aire para hacerlos "más realistas", algo que, según la organización ecologista, no invita al optimismo sobre la ambición para reducir la contaminación.

Mariano González, responsable de transporte de Ecologistas en Acción, recuerda que las principales vías de actuación para reducir la contaminación del aire pasan por la disminución del tráfico motorizado y la potenciación del transporte público (en especial el eléctrico), además de dar facilidades a los medios no motorizados en las ciudades. Por su lado, para mejorar el aire de las zonas industriales la mejor estrategia es la adopción generalizada de las mejores tecnologías industriales disponibles y la reducción drástica de la generación eléctrica por centrales térmicas.

0 comentarios :

Publicar un comentario