viernes, 5 de octubre de 2012

Google y los editores llegan a un acuerdo para la digitalización de libros



Google ha llegado a un acuerdo legal con la Asociación de Editoriales Estadounidenses (AAP, por sus siglas en inglés) para proporcionar acceso a libros protegidos por derechos de autor y revistas digitalizadas, dentro del Proyecto Biblioteca del buscador, que pone fin a siete años de litigios. 

La empresa de Internet y la AAP dijeron el jueves que los editores estadounidenses pueden decidir si participar en la creación del proyecto de Google dando permiso para digitalizar libros y periódicos. Se cumplirá así, el deseo de la compañía de convertirse en la biblioteca digital más grande del mundo.

La compañía y la Asociación Americana de Editores (AAP) han acordado que los editores estadounidenses puedan decidir libremente si permiten la digitalización de sus libros para el llamado Google Library Project. El objetivo de Google Library Project es, según la web de la empresa tecnológica, "facilitar la búsqueda de libros relevantes, especialmente aquellos que no se pueden encontrar de ningún otro modo como, por ejemplo, libros descatalogados, sin violar los derechos de autores y editores". 

Hasta el momento, Google ha escaneado alrededor de 15 millones de libros con la intención, alegan, de facilitar el acceso al conocimiento global. Esta tarea está siendo posible gracias a la colaboración de la multinacional con instituciones como la Biblioteca Pública de Nueva York y la biblioteca de la Universidad de Stanford. 

Todos estos contenidos están disponibles a través de la herramienta Google Books, aunque sólo un 20% del contenido de cada obra es accesible gratuitamente. 

Se cierra así un capítulo abierto en 2005 cuando la AAP y la Asociación de Autores estadounidense demandaron a Google por violar las leyes de derecho de autor. Entonces, se llegó a un acuerdo cuando la compañía accedió a pagar 125 millones de dólares a los autores cuyos libros habían sido escaneados y a compartir con ellos los posibles beneficios. sin embargo, ciertos sectores aducieron que se había dado un trato preferente a la compañía al tratarse de una gran multinacional y la corte federal acabó por desestimar el acuerdo. 

El acuerdo, que se hizo público, ayer no afecta al litigio que aún mantiene con la Asociación de Autores.

0 comentarios :

Publicar un comentario