miércoles, 10 de octubre de 2012

Hoy es el Día Mundial CONTRA LA PENA DE MUERTE





Siti Zainab está condenada a muerte en Arabia Saudí desde 1999. Fue víctima de malos tratos, no tuvo un juicio justo y existen dudas sobre su salud mental. Actúa para detener su ejecución firmando aquí.

En 2011, el número de las ejecuciones en los países en donde se llevaron a cabo fue alarmante, pero los países que aplican la pena capital se ha reducido en más de un tercio en comparación con la cifra de hace 10 años.

Tan sólo en 20 países se registraron ejecuciones en 2011, frente a los 23 de 2010 y los 31 de hace una década. Sin embargo, a pesar de esta tendencia mundial hacia la abolición de la pena de muerte, en ese pequeño grupo de países se llevaron a cabo ejecuciones a un ritmo alarmante.China continuó ejecutando a miles de personas, y en Oriente Próximo se produjo un acusado aumento del número de personas ejecutadas, casi del 50 por ciento respecto al año anterior, concretamente en Arabia Saudí, Irak, Irán y Yemen.

Los principales ejecutores fueron Arabia Saudí, China, Corea del Norte, Estados Unidos, Irak, Irán, Somalia y Yemen, vulnerando en algunos casos de forma flagrante las normas internacionales de derechos humanos.

Entre los métodos de ejecución más utilizados en 2011 están la decapitación (Arabia Saudí), ahorcamiento (Afganistán, Autoridad Palestina-Gaza, Bangladesh, Corea del Norte, Egipto, Irak, Irán, Malasia, Sudán del Sur, Sudán), inyección letal (China, Estados Unidos y Taiwan) y fusilamiento (Autoridad Palestina, Bielorrusia, China, Corea del Norte, Emiratos Árabes Unidos, Somalia, Vietnam, Yemen).

En algunos países continúan imponiéndose penas de muerte por delitos como el adulterio y la sodomía (Irán); los delitos religiosos como la apostasía (Irán) y la blasfemia (Pakistán), "brujería" (Arabia Saudí), y el tráfico de huesos humanos (República del Congo); los delitos económicos (al menos en 10 países, incluido China); la violación (Arabia Saudí) y el robo con violencia (Kenia, Zambia). Las diferentes formas de "traición a la patria", "actos contra la seguridad nacional" y otros "crímenes contra el Estado" (como moharebeh -enemistad contra Dios- en Irán), conduzcan o no a una pérdida de la vida, se castigaron con la pena de muerte en 2011 (Gambia, Kuwait, Líbano, Corea del Norte, Autoridad Palestina y Somalia). A menudo, en Corea del Norte se imponen sentencias a pena de muerte a pesar de que el presunto delito no está sujeto a una sentencia de muerte en el derecho interno.

En la mayoría de los países donde se condenó a muerte o ejecutó a personas, los juicios no cumplieron las normas internacionales sobre garantías procesales. En algunos, esto conllevó la extracción de “confesiones” mediante tortura u otras formas de coacción, como ocurrió en Arabia Saudí, China, Corea del Norte, Irán e Irak.

Pero en 2011 se produjeron importante avances incluso en países donde sigue existiendo un firme apoyo a la pena capital. En Estados Unidos, el número de ejecuciones y nuevas condenas a muerte disminuyó drásticamente con respecto a las registradas hace 10 años. Illinois se convirtió en el decimosexto estado en abolir la pena capital, y en el estado de Oregón se anunció una moratoria de las ejecuciones. Además, víctimas de delitos violentos se pronunciaron en contra de la pena de muerte.

En China, el Gobierno eliminó la pena de muerte para 13 delitos, en su mayoría económicos. También se presentaron a la Asamblea Nacional Popular medidas para reducir el número de casos de tortura bajo custodia, reforzar la función de los abogados y garantizar que todas las personas acusadas de delitos penados con la muerte tengan abogado.

En Taiwán, el Gobierno eliminó la pena de muerte del código militar en el caso de una serie delitos, entre los que figuran el secuestro, el tráfico de armas y la falsificación de billetes de banco.

En Japón, la Federación de Colegios de Abogados anunció su oposición a la pena de muerte. Se registró un descenso del uso de la pena de muerte en países como la Autoridad Palestina, Líbanoy Túnez.

La tendencia hacia la abolición de la pena de muerte queda reflejada en la evolución de las resoluciones aprobadas en Naciones Unidas para conseguir una moratoria del uso de la pena de muerte. El 21 de diciembre de 2010, la sesión plenaria de la Asamblea General de la ONU aprobó la tercera resolución sobre esta cuestión y fue aprobada por 109 votos a favor, 41 en contra y 35 abstenciones. El número de Estados miembros de la ONU que apoyaron la resolución en 2010 fue superior a los que votaron a favor de la de 2008.

La Asamblea General de la ONU debatirá la cuestión de nuevo a finales de 2012.


0 comentarios :

Publicar un comentario