viernes, 7 de diciembre de 2012

Llegó de nuevo la navidad... los días más falsos e hipócritas de todo el año...




En las últimas semanas se han disparado las visitas a la entrada del 17/12/2011 en que una vez más, expresé mi odio hacia la navidad. No critico sus principios, sus orígenes, sus valores... sino en lo que se ha convertido este acontecimiento social. Es tiempo de hipócritas y consumistas. Y me reafirmo en todo lo dicho hasta ahora.

Aunque repita algunas opiniones expresadas entonces, no me cansaré de resaltar la falsedad que reina las opíparas comidas y cenas familiares... de las preguntas típicas y tópicas... del coñazo de tu primo o cuñado o lo que sea que te está contando sus éxitos y su vida mientras que a tí no te interesa en absoluto la sarta de mentiras que sabes que te está contando. Pero ante eso sólo cabe decir que sí, y contar sobre tí mentiras más gordas. Eso sí, ante la pregunta ¿Cómo estás? siempre hay que responder que "muy bien", sino, siempre hay algún malnacido que se alegra...

Es época de juntarse con los amigos, tios y primos que no has visto durante el año... de poner una sonrisa falsa toda la noche... de comer y beber como cerdos... de aguantar las memeces que te cuentan y que quieren que te creas sobre sus vidas... de hacer tú lo mismo si te apetece sólo por joder... de repartir falsamente regalos pensados para las personas en cuestión, cuando en realidad puede ser un regalo reciclado (que te lo hayan regalado a tí)... etc etc...

Sólo salva estas fechas el último día, la última noche... la mágica noche de los Reyes Magos... en la que los niños llenan de ilusión sus corazones con toda la inocencia y bondad infantil de la que son capaces... aunque muchos padres prefieren ya el gordo de rojo que se inventó Coca-Cola basándose en las leyendas del Norte de Europa...

Y es que además la navidad reúne todos los símbolos más horteras del universo "fantasía"... el árbol decorado con todo tipo de objetos cutresalchicheros y lucecitas de los chinos que han provocado más de un accidente doméstico... las chirriantes, repetitivas y abominables canciones llamadas "villancicos"... aunque no pertenezca a la navidad en sí, también nos encontramos con los vomitivos personajes televisivos con más éxito de la telebasura comiendo uvas ¿? y con o sin capa, contando las campanadas para entrar en el nuevo año occidental, no olvidemos eso...

Sean cuales sean vuestros planes, os lo paséis bien o en familia, reíros de toda la hipocresía, falsedad, mentiras... de toda la basura en definitiva que conlleva esta mentira de festividad y mentid todo lo que podáis... y reciclad regalos... nada de gastaros dinero...

Venga aguantad, que són solo unos días... asquerosos y horribles pero pocos días...

2 comentarios :

  1. Mucha boquita pero seguro que eres de los que haces rico al Corte Ingles de tantos regalos que compras y el graciosín de las cenas familiares

    ResponderEliminar
  2. Soy sincero en lo que digo y te equivocas de mucho... graciosín...

    ResponderEliminar