domingo, 2 de junio de 2013

Poesía ganadora del primer premio del “Certamen Literari per a joves 2013” (Categoría C)



Dentro de la “Setmana Cultura Jove”, el Ayuntamiento de Nules convoca el “Certamen literari per a joves”.

En este 2013, el primer premio en categoría C de Poesía (16-18 años) ha premiado a Eris por este poema titulado “Ángel caído”.

Os recomiendo que la leáis...


Ángel caído

Por mis venas fluye veneno en sangre,
en mis ojos lágrimas suicidas,
mi alma permanece enredada entre espinas de alambre
que se clavan en mi corazón con el paso de los días.

Mis pies rozan el suelo,
mi piel me quema en cada roce,
mis alas anhelan el cielo,
bajo mi apariencia se esconde un ser
frágil al que nadie conoce.

Mis mentiras superan en número a mis verdades,
mis palabras enmudecieron,
las nubes grises que un día no creí capaces
de mojarme lágrimas amargas me escupieron.

Con un pincel de odio pinté el mundo,
le arranqué las alas a la mariposa,
mis sueños se hundieron en un pozo profundo,
separé los pétalos envenenados de la rosa.

Fui sauce sin sentirme vegetal,
solo una peregrina en el mundo,
una sombra rota cual cristal,
un alma triste y sin rumbo.

Me perdí en el camino y nunca pude regresar,
esperé, pero nadie vino a buscarme,
caí del cielo en espiral,
sin nada a lo que aferrarme.

Hice mil preguntas y no obtuve respuesta,
le grité al destino palabras envenenadas,
sentí frío y una agonía molesta,
hice de mis sentimientos sinceras palabras.

Atrás quedó mi libertad,
junto a las nubes de ensueño,
suspiro desde mi celda a la luna de cristal
que me sonríe coqueta desde el cielo.

La pena me pesa como una carga,
la frialdad se adueña de mi mirada,
mi prisión se encargó de atarme a una soledad amarga,
espero un tren sin salida y con una sola parada.

Estoy harta de caer para volver a levantar,
de dar la mano para que me empujen a traición,
de sonreír al que mañana me hará llorar,
de pegar una y otra vez pedazos de mi corazón.

Estoy más muerta que viva,
mi vida nunca fue mía porque yo nunca la elegí,
la tinta pareció ser la única amiga con la que nunca me atreví a fingir.

En estos versos se vacían mis venas,
donde las palabras me protegen de las espinas en cadena
que rodean mis brazos y enlazan mis muñecas.

Me entierro en un panteón cogida de la mano del dolor,
no hay lágrimas de Fénix que curen los cardenales y puñetazos
que recibió este corazón.

Nunca volveré a ser aquel ángel puro e inocente,
me dejé manipular por más de un demonio,
el odio permanece en mí latente,
atrás quedó la niñita que soñaba con hadas y unicornios.


Si las palabras duelen, yo nunca me callo.

3 comentarios :

  1. Me he quedado sin palabras. Se nota que esta chica, Eris, tiene talento. La envidiaría sí no fuera porque esa chica soy yo. Sí, tenía que comentar, me hacía ilusión dejar el primer comentario, vale? Tú también lo harías.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por tu merecido premio... pero que no se te suba a la cabeza tan pronto... jajajaj

    ResponderEliminar
  3. Jajajajja... era broma :P

    ResponderEliminar