domingo, 1 de septiembre de 2013

Pep Guardiola: pasión por el fútbol y grandísima profesionalidad.


Fue el cerebro del "dream team" de Johan Cruyff. Recuerdo la incredulidad con que Rafini describía físicamente, cómo este gran jugador cubria la pelota, se giraba orientando el balón hacia el centro y sin dar tiempo a la reacción de su marcador, cambiaba la orientación del juego hacia la banda contraria, mucho más despejada.

Como entrenador lo ha logrado todo. Pero no de cualquier manera... sino maravillando al planeta fútbol... su estilo de juego ha sido envidiado y catalogado como "el fútbol puro" o "el fútbol verdadero".

Pero nada de ello lo hubiese logrado sin su personalidad y profesionalidad. Tras fichar por el Bayern de Munich se puso a estudiar aleman como un loco, cosa que brilla por su ausencia en muchos otros profesionales del fúbol. Y tras ganar la Supercopa de Europa, el pasado viernes, habló de su adaptación a la "Cultura alemana" de la cual dijo que era "más directa y menos pausada".

Porque el tener la cabeza amueblada es fundamental en esto del fútbol. Pero Guardiola es mucho más que eso... en ocasiones se le tilda de "obsesivo" con sus métodos. Pero tal vez ahí radique su éxito.

Ya comenté anteriormente lo que dijo Cruyff al respecto del juego del Barça de Guardiola. Tras deshacerse en elogios pronunció una de sus frases geniales en la que describió la importancia de la presión defensiva del Barcelona para recuperar el balón cuanto más arriba posible, cosa que había comprobado en Mestalla:

"Lo espectacular del Barça no es verlo con la pelota, sino cuando no la tiene"

Y para hacer esa presión los 90 minutos debe estar muy estudiada y optimizado el esfuerzo... y como digo, he comprobado en Mestalla que la presión del Barça de Guardiola comenzaba porque su línea de 3 más avanzada, presionara a la defensa contraria en sus primeros toques de balón tras sacar su portero, por ejemplo.

De manera orquestada y escalonada, los 10 jugadores de campo del Barça, totalmente coordinados, ejercían una presión al equipo contrario que, perdía la pelota como mucho en el centro del campo, sino le habían dado un patadón para salir del lío... y la recuperaba el Barça...

Yo creo que en España nunca se ha valorado a Guardiola en su justa medida. Ni como jugador ni como entrenador. Tal vez esa áurea catalanista le ha perjudicado respecto de la opinión pública. Cosa que no debería interferir en el fútbol, la política, pero que es inevitable... y el nacionalismo español, y por ende, la mayoría de medios de manipulación con tirada nacional, es decir, los más leídos en sus distintos tipos de edición, le ha ninguneado un poquito.

Durante los años que militó en el Barça, como jugador (1990-2001) consiguió 16 títulos nacionales e internacionales, además del preciado Oro Olímpico de Barcelona'92. Como entrenador (2008-2012) otros 15 títulos.

Creo que soy afortunado de haber visto al mejor equipo de la história del fútbol mundial, el Barça de Guardiola, al mejor jugador de todos los tiempos, Leo Messi... además de haber vivido la época de mayor gloria de la selección nacional.

Pero lo mejor: también he visto y he vivido el mejor ciclo histórico del VCF...

Y es que VCF y Barça aparte, estamos viviendo unas décadas en todos los órdenes y disciplinas deportivas a nivel español, tanto individual como colectivamente, increíbles hace no mucho...

Retomando el tema que nos ocupa: el inevitable centralismo que se abastece de ese nacionalismo español, ha hecho que en España al menos, no se haya valorado a Guardiola y por tanto la españa futbolera no ha sido justa con él. O por lo menos, esa campaña mediática de los medios de manipulación, ha surtido efecto...

Desgraciadamente, siguen siendo el quinto poder...

Gracies Pep per la teua aportació al món del futbòl!!!

0 comentarios :

Publicar un comentario