viernes, 27 de septiembre de 2013

Cómo encontrar empleo: Consejos.


Por: Carmen

La situación actual ha aumentado en un porcentaje desorbitado el número de personas que están sin trabajo. Esto no es una novedad. Lo sabemos, no sólo por las noticias que continuamente nos recuerdan el momento en el que nos encontramos, sino porque, desgraciadamente, todos tenemos personas de nuestro entorno que están sin trabajo, y en algunos casos llevan así ya demasiado tiempo.

En economía se estudia el fenómeno de lo que llaman “parado de larga duración”. Si nos vamos a su definición económica, los parados de larga duración son aquellos que buscan activamente empleo desde hace ya 12 meses. En el momento que una persona entra a formar parte de este grupo, ya no tan selecto, sus posibilidades de encontrar trabajo disminuyen escandalosamente. Esto viene determinado por el menor poder de negociación de dichos parados, además de por el estigma social que esto supone. Aunque no nos guste reconocerlo, las empresas prefieren no contratar a las personas que llevan tanto tiempo sin trabajar, no tanto porque lleven un tiempo sin hacerlo, sino por el “si no le han contratado hasta ahora, por algo será”.

Tenemos que darnos cuenta de lo injusta y “angustiosa” que puede ser esta frase, pero es real. Frente a dos candidatos iguales, antes se contrata a un candidato que esté trabajando en ese momento, o lleve poco tiempo sin trabajo, que alguien que ya esté un año sin estar contratado. Incluso, aunque esta persona tenga un currículum mucho mejor, la preferencia sigue siendo la misma.

¿Qué podemos hacer para hacer frente a esto? Mi consejo, y lo oiréis en muchos sitios, es que no estéis parados, es decir, búsqueda activa de empleo. ¿Cómo se hace esto? Muchos lo nombran pero pocos lo explican. Yo voy a intentar dar algunas claves...

• Es engorroso, pero hay que darse de alta en los portales habituales de búsqueda de empleo, como infojobs, canal empleo, laboris, cámara de comercio de tu provincia, jobrapid, y muchos más que ahora no recuerdo. En casi todos ellos podemos crear unas alertas que nos permitan recibir por email las ofertas que encajan en lo que buscamos.

• Darse de alta en linkedin. Funciona, ayuda, os lo aseguro. Durante los años que hemos trabajado, hemos creado muchas relaciones laborales, con nuestros compañeros, clientes, proveedores, asociados, jefes… con muchas personas, a las que nos podemos unir y que siempre, en un momento dado, se pueden acordar de nosotros para un trabajo. Además, en los últimos días he comprobado que las gestorías de Recursos Humanos utilizan esta herramienta para investigar posibles candidatos y para pedir recomendaciones.

• Crear un currículum sencillo, si puede ser llamativo, que no ocupe mucho y siempre con foto. A la gente no le gusta que no esté incluida la foto. Podéis buscar plantillas en Internet que os ayudarán a crear vuestro currículum. Es interesante que lo tengáis también en inglés o en el idioma que dominéis.

• Aunque os parezca absurdo, también funciona entrar en contacto directo con las empresas, a través del formulario de contacto de su web (muchas de ellas también tienen un apartado para el empleo). Muchas veces esto es más efectivo que otros canales. Lo he comprobado en la empresa en la que estoy. Eso sí, redactar una carta de presentación correcta, no muy larga, que trasmita las ganas que tenéis de trabajar y aportar valor a la empresa. Una buena manera de comenzar es coger el listado de empresas del mismo sector en el que habéis trabajado.

Por ahora esto es lo que se me ocurre. Lógicamente, buscar trabajo es un trabajo en sí. Lo dicen por todas partes. Lo que no dicen es cuánto desespera, cuánto desanima. Intenta estar animado, las empresas de selección notan esa actitud, ya que sin darnos cuenta la trasmitimos.

Mientras estemos buscando trabajo debemos estar haciendo algo más, también, para no tener la sensación de estar perdiendo nuestro tiempo. Yo aconsejo, siempre que se pueda, volver a estudiar. Si tenemos dinero, un master está muy bien. Todo depende del nivel de estudios que tengamos, pero esta puede ser una buena ocasión para mejorar nuestra formación. Busca las opciones gratuitas que nos pueden ofrecer. Formación profesional, grado universitario, master… recuerda que también hay becas del Ministerio que nos pueden ayudar. Busca todo lo que puedas. Yo, por ejemplo, me quedé sin trabajo y me matriculé en la Universidad otra vez. He estado un año, con una beca, y tras unos buenos resultados, estoy trabajando e intento seguir con mis estudios… hay que ponerse metas para seguir adelante.

No sé si os he ayudado con esto; espero que sí, que algo haya servido. De todas maneras, no desesperes, las cosas acaban teniendo un punto de inflexión y yendo a mejor. Míralo así. En algún momento tendrás un toque de suerte, que te mereces, y todo volverá a su cauce normal… eso sí, tema aparte es lo del salario. Lo dejaremos para otro día.

2 comentarios :

  1. Te has olvidado de indicar que hay que tener mucho cuidado con nuestro perfil público de las redes sociales donde estamos... ya que cada vez más las empresas nos investigan en Internet antes de tomar una decisión... por lo demás, gracias por los consejos...

    ResponderEliminar
  2. Y el currículum en un A4.... sólo en una hoja... más hojas molestan...

    Si puede ser, vaya...

    ResponderEliminar