lunes, 18 de noviembre de 2013

Historia del Villarreal Club de Fútbol (2)

(pulsar en la imagen para ampliar)

Antes de narrar las andanzas del Villarreal CF en el fútbol español con más detalle que en la primera entrada de este serial, donde hice un breve resumen de su trayectoria, he pensado en comentar algunos datos curiosos y anécdotas... que seguramente debería publicar más adelante, pero creo muy interesante conocerlos para entender la idiosincrasia del club.

Y ya que Rafini me reta a desvelar el porqué de su apodo de "submarino amarillo", por más que el Cádiz se empeñe en ser el verdadero, no puedo esperar más a contar la versión que conozco... y si estoy equivocado o mi información es incompleta, ruego me corrijáis.

Tal vez no sería éste el orden natural de relatar la historia del Club, pero no soy dado a seguir los patrones establecidos... Merecen mención personalizada, a mi entender, D. Pascual Font de Mora y D. Fernando Roig Alfonso, pero lo dejo para otra entrada. Hoy he preferido dedicar unas palabras a la cara más desenfadada del equipo "groguet".

A ver si estoy en lo cierto Rafini... en 1967, un grupo de jóvenes aficionados llevaban al campo todos los partidos, lo que entonces se llamaba un "picú" (por su mensaje en el exterior "pick up"), o sea, un tocadiscos, y amenizaban los partidos con el "Yellow Submarine"de los Beatles. Ésto hizo que tras conseguir esa temporada ascender a Tercera División, la celebración por el logro conseguido fue el "Yellow Submarine"... pero de "Los Mustang"... grupo español que versiónaba a los Beatles...

(El Cádiz adopta ese apelativo ya en los ochenta. Desconozco porqué y no me he molestado en averiguarlo.)

Desde entonces, el Villarreal no sólo adopta el apelativo sino que se identifica tanto con la mítica canción, que ante la ausencia de himno oficial por aquel entonces, se cantaba aquello que en los 80 oí en primera persona de "amarillo el submarino es, amarillo es, amarillo es"... aunque según los relatos de la época al principio se cantaba el estribillo con la letra "amarillo es el Villarreal, amarillo es, amarillo es"....

El himno oficial del Villarreal CF surge con la llegada del presidente Fernando Roig a la entidad, que después del primer ascenso a la máxima categoría en 1998, decidió crear el himno para reforzar aún más la identidad de la institución con la ayuda del entonces vicepresidente Pedro Tomás.

El abonado Antonio Pitarch escribió la letra y Alfredo Sanz, del Ayuntamiento de Vila-real, compuso la música al himno que finalmente interpretó la Coral Sant Jaume. En 2008, Alfredo Sanz nuevamente decidió originar las versiones de 'rock' y 'sinfónica' para darle más dinamismo y variedad musical.

Como ya comenté desde 1923 hasta 1946, el Villarreal CF bajo distintas denominaciones, vestía camiseta blanca y pantalón y medias negras. Pero fue en 1946, cuando el Villarreal cambió su indumentaria para adoptar el amarillo como color de la camiseta aunque conservando el color negro en su pantalón y medias como se puede apreciar en la foto que ilustra la entrada, donde los más viejos del lugar, reconocerán la alineación.

No fue hasta 1971 cuando la equipación del Villarreal CF pasaría a ser amarilla con ribetes y pantalón azul. Hasta que en la ‘Época Dorada’ de la entidad, en la que se asienta en la elite del fútbol nacional e internacional (2004-05), el club decide vestir todo de amarillo.

Acabaré esta entrada con la letra oficial del himno del club y la adjunto también en vídeo...

La il·lusió de tot un poble,
industrial i llaurador,
és un club que a tots pregona
la força de l'afició...

La gent de la nostra Vila,
de la Plana, del Millars,
porta al cor la seua estima
per l'equip més exemplar.

Els nostres colors són el blau i el groc
i els nostres amors pel Villarreal;
en el Madrigal sempre lluitarem,
tots agermanats sempre animarem...

Canteu, penyes! Canta, afició!
Endavant, a triomfar, a guanyar Villarreal (bis)




2 comentarios :

  1. Ximo, te has atrevido con la anécdota del submarino amarillo, y mérito tienes por ello. Piensa que aunque sea un chascarrillo, realmente tiene importancia capital, puesto que es el “apodo” que lo reconoce futbolísticamente, se identifica una canción con él, productos de merchandising, cánticos, logotipos...
    Aunque te has acercado al origen de la historia, te falta precisión y detalle. La cosa fue tal que así. Yo la he oído de boca del párroco del club, Mosen Guillermo, que es un sacerdote afincado en el pueblo desde la posguerra, y que es tan groguet que incluso tiene una sotana amarilla.
    Pues recuerda el mosen, que ahora tendrá unos 80 años, que cuando el Vila-real quedó campeón regional de la Comunidad Valenciana, lo que suponía ascender a tercera, en la temporada 66/67, regresando (no sé de que localidad, es el dato que no recuerdo), pues eso, regresando el autobús de jugadores y aficionados donde también iba el sacerdote como un hincha más, pararon en un bar de una localidad de carretera para refrescar la celebración. La euforia ya era desmedida, la gente agolpándose en la barra para entonar el ánimo, sonido de copas brindando, el humo de los cigarrillos flotando en el ambiente, vítores a los jugadores y al entrenador...cuando uno de los aficionados se acerca a la máquina-tocadiscos instalada en el fondo de la sala, y ojea el listado de éxitos del momento para poner banda sonora a la celebración del campeonato. Detiene su mirada en el “submarino amarillo” de los Mustang. ¡Que mejor canción!. Habla de un submarino, como el equipo que acababa de ascender, y amarillo, como la camiseta. Se rasca el bolsillo, mete un duro en la rendija y pulsa E7. El disco baja y suena la música. Con las primeras notas la gente deja de alborotar y vuelven la mirada hacía la máquina. El resto de compases, y no te cuento el estribillo, una afición entregada los corea a pleno pulmón. Pudieron ser unas 100 veces lo que el disco reprodujo la canción esa tarde. Cuando el equipo volvió a pisar el Madrigal, tanto calado había tenido la canción, que por megafonía se escuchó el “submarino amarillo”. Y así hasta nuestros días, que todavía suena en el Madrigal.
    Si aquella “jukebox” en lugar de la canción del submarino amarillo, hubiera tenido “el telegrama” de Mona Bell, la historia se hubiera escrito de forma diferente. Tal vez ahora seríamos conocidos como el equipo de los carteros.
    “Conocí a un capitán, que en su juventud vivió en el mar...”

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto no te lo voy a discutir. Yo hablo de oídas, de recuerdos y de lo que he leído en internet, que está lleno de bulos.

    Pero lo de que unos chavales jóvenes acudían al campo con un tocadiscos durante esa temporada y ponían el "yellow submarine" estaba convencido, vaya, así me lo habían contado. ¿No hay nada de cierto en eso?

    En lo de la celebración con la versión de los Mustang, no he ido desencaminado, pero desconocía los detalles que el párroco te contó. Eso lo saben pocos.

    ¿No te parece curiosa la evolución de la equipación completa del equipo? ¿Y la foto?

    Tú has oído muchas veces más que yo el "yellow submarine" en los 80 y 90 al saltar el equipo al terreno de juego... pero lo recuerdo como si fuera ayer...

    Lo que no me he atrevido a relatar es la historia del submarino expuesto en la plaza del fondo Sur, no recuerdo su nombre, perdona, y la petición desestimada en 2006 de que el ejército cediera un submarino de más de 1000 toneladas y 58 metros de eslora, que había retirado, para exponerlo en el pueblo e incluso convertirlo en museo. Recuerdo la noticia pero no sus detalles y tampoco en internet aclaran mucho

    Sólo sé que un "subteniente" de la armada calificó de "absurda" la solicitud y la denegó... el ejército siempre tan simpático...

    Pero me doy por satisfecho por tus palabras al principio del comentario. El del otro día me dejó con mal sabor de boca.

    Por supuesto el serial está abierto a que escribas sobre el tema que quieras, tanto a nivel informativo como de opinión... del Villarreal claro... en una entrada.

    O que me preguntes o me pidas información, o me retes, o me corrijas... al fín y al cabo, tu sentimiento groguet i tu afición futbolera, hace que te conozcas la historia del submarino amarillo, mejor que yo.

    Aunque también te sepas la historia del VCF... jajjaajja... pero ese es otro tema...

    Pero tu princesa y tu suegro (un beso y un abrazo de mi parte) son valencianistas... tu suegro es una persona genial y encantadora... y me gustaría que viniera con la Penya al Tour por Mestalla...

    Venga Rafini... disfrutará, te lo aseguro...

    ResponderEliminar