jueves, 7 de noviembre de 2013

La liquidación de Canal 9 abre la puerta a emitir como TV privada


Considero que el cierre de RTVV es una noticia muy importante y grave. Por lo que creo oportuno informar al respecto. Reproduzco íntegramente este artículo de Eugenio Mallol para elmundo.es


El cierre de RTVV no implica necesariamente el fin de la actividad en el centro de Burjassot ni la pérdida de la totalidad de la plantilla, ya que se abre la posibilidad de ajudicar la unidad de negocio a un operador privado en la liquidación en unos seis meses. En primera instancia plantea, eso sí, un problema jurídico de gran dimensión.

Existe coincidencia entre los expertos en que el proceso de liquidación debe mirarse en el espejo de la Ley Concursal, aunque las opiniones difieren acerca de si la sociedad deberá presentar concurso de acreedores o no. El primer paso, en cualquier escenario, debería consistir en un acuerdo de disolución por imposibilidad de cumplir el objeto social, a inscribir en el Registro Mercantil.

La clave, a partir de ese momento, es el proceso de liquidación. La ley que establecerá las condiciones del cierre podría incluir el marco de actuación, si se descarta definitivamente acudir al proceso concursal, que es la vía que le queda a las sociedades privadas.

La liquidación de una sociedad busca atender las obligaciones contraídas ejecutando los derechos que existen en el balance, incluida la propia actividad de la empresa. Por eso, se podría plantear por parte del Consell una cesión de la unidad productiva como unidad de negocio para que sea licitada por terceros.

El concurso-liquidación podría diseñarse en la ley de modo que el adjudicatario no se haga cargo de las obligaciones en materia laboral o tributaria, y tome la sociedad sin problemas de tesorería. Asimismo podría incorporar cláusulas específicas, como las cuotas de emisión en valenciano o la cobertura mínima local.

Las obligaciones de RTVV
Algunas fuentes conocedoras de la situación de RTVV advierten, no obstante, de que en la propuesta de liquidación no podría incluirse la frecuencia, ya que es pública. Ni siquiera la actual sociedad es propietaria de ella. Aun así, no faltarían ofertas, según las fuentes consultadas, para un equipamiento propio de un ferrari televisivo.

En realidad el nudo gordiano al que se enfrenta el Consell tiene que ver con las obligaciones de RTVV. Algunas son espinosas, como la laboral o los contratos con proveedores. Para los afectados por el ERE la sociedad creó un fondo que cubre el caso de que el despido fuera improcedente. La plantilla actual se sometería a otro ERE, previsiblemente a 20 días, lo que podría abrir un nuevo conflicto judicial.

El problema es qué sucede en el periodo desde que la sentencia es firme, en unos días, hasta el cierre de RTVV. La empresa podría reincorporar a los despedidos, y recurrir al Fogasa para que les pague hasta que se consume el cierre. Pero el fallo del TSJ permite a los afectados por el ERE exigir todos los pagos.

1 comentarios :

  1. http://www.eldiario.es/cv/Fabra-envia-notario-rebelion-Canal_0_194230647.html

    Os recomiendo este enlace

    ResponderEliminar