miércoles, 18 de junio de 2014

El debate: ¿Monarquía o República?


Entorno al debate generado al respecto de la posibilidad de cambiar el modelo de Estado a una República, tiene cabida en una sociedad democrática, por supuesto, pero no dejo de pensar que tiene mucho de demagogia. Ahora entraremos a analizar algunos aspectos un poco más a fondo, pero no quiero dejar de contar algo que es público pero de lo que no se ha hecho eco la prensa, los medios de manipulación... ¿no interesa a algunos? ¿porqué?

La anécdota es lo suficientemente relevante como para sopesar el poder a nivel internacional que posee la Casa Real española, a diferencia de cualquier Presidente de alguna República del mal llamado "primer mundo". No me remonto al 23-F, no... tan sólo unos años atrás, cuando Zapatero, de cara a la galería y de manera desafortunada, se sentó al paso de la bandera Estadounidense en un desfile militar.

En la Casa Blanca, que en aquel entonces tenía como inquilino al ínclito George W. Bush, sentó muy mal el agravio. Los yankees, que  tienen ese arraigo y ese patriotismo exagerado, incluso demagógico en multitud de ocasiones, vetaron a ZP... ¿era eso positivo para el conjunto de los españoles? más bien al contrario.

Y pasaron las semanas, y Su Majestad el Rey D. Juan Carlos I de España, de viaje por norteamérica, telefoneó al mismísimo Presidente de los EEUU, y se autoinvitó a una comida en el Rancho de Texas, cosa a la cual accedió Bush Jr.. Todo esto de manera secreta claro está... y tras una opípara comida y unos chupitos (supongo), "Juanca" instó al Presi Yankee a que recibiera en la Casa Blanca en visita oficial a ZP... "es buen chaval" cuentan las crónicas que le decía... y el error gravísimo de ese pequeño enfrentamiento con la primera potencia mundial, quedó subsanado. George W. Bush INVITÓ al presi de España a la Casa Blanca. Luego vino lo de sus hijas góticas, en una foto que ha pasado a la historia de "los momentos más horteras" protagonizados por un mandatario español... pero ese es otro tema, y no significa que no respete cualquier línea de pensamiento y filosofía de vida... pero como comentábamos en la entrada del Sr. Odio, la imagen transmite mensajes...

¿Dónde quiero llegar?... muy fácil... decidme un sólo español, futuro Presidente de la Republica, que pueda llegar a tener línea directa con el Presidente de los EEUU... y el respeto internacional como para poder hacer eso... que hizo que se suavizaran y mejoraran las relaciones entre los dos países, cosa que nos interesaba muchísimo en lo económico, político, reconocimiento mundial...

Otra de las cosas que no ha trascendido más que en los últimos meses, ha sido el papel fundamental de embajador del Rey. Se ha pasado el reinado viajando, estrechando lazos con todos los pueblos... y acompañando a misiones comerciales de todos los sectores, a quienes abría la puerta de par en par todo tipo de mandatarios en larguísimas reuniones, la mayoría de ellas muy provechosas a nivel económico en su amplio espectro. Intercambio de tecnología, apertura comercial hacia nuestros productos, por tanto abría la puerta de entrada a nuestras exportaciones, también a nuestras importaciones con mejores condiciones, a firmar acuerdos y contratos beneficiosos para establecer empresas de origen y capital español en distintos países... en definitiva, a la tan ansiada "internacionalización" a nivel comercial, social y de conocimiento de nuestro país, que no olvidemos el peso que tiene el turismo en nuestro PIB.

Me vuelvo a preguntar... ¿Qué españolito (elegido por el pueblo, eso sí) posee esa capacidad y tiene esos contactos y puede promocionar la tan de moda "Marca España"...

Eso sí, la diferencia... la única diferencia, es que al Presidente de la República lo elegiríamos democráticamente... porque el argumento del coste de mantener a la casa real, no me vale... informaros de los presupuestos que manejan los presidentes republicanos europeos y comparadlos con las Monarquías no sólo de España, también de otros países donde la Jefatura de Estado pertenece a una Casa Real.

Pasaré de puntillas sobre su papel en la transición y en la noche más negra de nuestra democracia... el golpe de Estado del 23-F... ya se ha dicho todo lo que se tenía que decir, y aún así, hay politicuchos que lo subestiman...

Una Monarquía Parlamentaria es una fórmula de gobierno democrática, donde la Jefatura del Estado la ostenta un Rey, bajo el control del poder legislativo (el Parlamento) y el ejecutivo (el Gobierno). O sea, que sólo toma decisiones que afectan directamente al Estado, en situaciones críticas o de emergencia, como un golpe de Estado por ejemplo...

La verdadera tarea de un Rey en España, es la que he descrito cuando he hablado de la trayectoria del Rey de España durante todos estos años.

Es odiado por los dos extremos: por los anarquistas y la extrema izquierda y los neofascistas y la extrema derecha... y eso ya es un motivo para reflexionar... me preocuparía que los sectores más fanáticos y problemáticos por su cultura de la violencia, apoyaran a la Monarquía...

No podemos olvidar tampoco que el paso de Monarquía a República significaría abrir la caja de Pandora... es decir, modificar la Constitución... esa que es tan criticada y al mismo tiempo está tan consolidada, que ha conseguido los mayores logros en cuanto a libertades de toda la historia de este maravilloso país, llamado España...

Y no quiero acabar esta entrada sin mencionar la gran expectativa que tengo con respecto al mañana Rey de España, Felipe VI. Quienes le rodean o tratan con él, se sienten impresionados. Ha sido educado para reinar, pero ha tenido la inteligencia suficiente como para adquirir una extensa formación a todos los niveles.

Quienes se reúnen con él, esperan unos discursos muy generalistas y unas opiniones bastante neutras aunque positivas... pero todo tipo de representantes sectoriales que se han reunido para preparar con él, cualquier tipo de acción comercial macroeconómica, han sido gratamente sorprendidos por el hasta hoy su Alteza Real D. Felipe.

En definitiva, a mí me ha sorprendido la normalidad política y social con que se está produciendo esta sucesión de la Corona... y espero mucho, muchísimo de Su Majestad D. Felipe VI.

¡Dios guíe y bendiga al Rey!

¡¡¡VIVA EL REY!!!

2 comentarios :

  1. Creo que este es uno de los artículos más sinceros y que más me ha gustado de todos... enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso lo dices porque me quieres mucho...

      Gracias!!!

      Eliminar