jueves, 12 de junio de 2014

La manipulación en los medios de comunicación


Hoy tengo el honor de presentaros a un "colega" blogger, que ha redactado esta magnífica entrada como colaboración para pues yo creo que. Se llama Señor Odio y os recomiendo visitar su blog Sr. Odio:


Los medios de comunicación manipulan. Esto no es ningún secreto, dudo mucho que hoy por hoy exista nadie que no lo crea.

Empezando por los telediarios o periódicos, cada uno vende su moto. Una omisión por allí, un retoque por allá, otra mentira por aquí y voilá ni se sabe cuantas personas tragando por sus ojos u oídos (o ambas) esa "noticia basura".

Sin embargo, a sabiendas de lo que ocurre, seguimos consumiendo medios de comunicación.

Nos manipulan para todo tipo de cosas. Nos manipulan para que compremos un producto concreto o para que compremos un tipo de productos en general. Nos manipulan para que votemos a unos o por lo menos no votemos a otros. Manipulan nuestra opinión a cerca de un continente, una cultura, un país o una persona concreta.

Sin embargo, a sabiendas de lo que ocurre, seguimos consumiendo medios de comunicación.

Deciden qué podemos saber y qué no, para qué estamos preparados y para qué no, dándonos píldoras y creándonos la falsa sensación de que sabemos incluso demasiado, cuando en realidad no nos estamos enterando de la misa la mitad.

Sin embargo, a sabiendas de lo que ocurre, seguimos consumiendo medios de comunicación.

Creemos que juzgamos y que tenemos opiniones propias, pero lo único que hacemos la mayoría es copiar y creer los argumentos de quien creemos que nos engaña menos. ¿Quién es la prima de riesgo y porqué es tan puta?

Y... ¿Porqué? ¿Porqué a sabiendas de lo que ocurre, seguimos consumiendo medios de comunicación? Por que es más fácil. Es más fácil que otro piense por ti. Es fácil subirse a un tren, siempre y cuando el destino no te disguste demasiado.

6 comentarios :

  1. Sabemos que nos manipulan, pero es mayor la necesidad de información que tenemos que la propia consciencia de que dicha información está sesgada... todavía somos libres para poder decidir sobre si nos creemos lo que nos cuentan o no... o por lo menos yo me siento así...

    ResponderEliminar
  2. La reflexión que hago se refiere a que aunque tengamos un criterio, ese criterio ¿es propio o está condicionado? ¿compramos lo que queremos o lo que quieren que queramos?

    ResponderEliminar
  3. Odio tanto como tú la manipulación de los medios de comunicación... a lo largo de muchas entradas, creo que lo he dejado bien claro... pero discrepo contigo en hablar como un todo al referirte a los medios en sí y a la publicidad...

    Creo que son dos cosas que deben tratarse por separado. Los medios de comunicación y la manipulación que hacen de la "realidad social" es indiscutible, tal y como expones. En los escritos de Maquiavelo, ya estaban presentes las directrices en cuanto al manejo de la imagen y de las actuaciones que debe cuidar un gobernante para dominar al pueblo... se le considera el padre del Marketing Político... y eso que escribió su obra maestra "El Príncipe" hace exactamente 501 años...

    Sin embargo me gustaría diferenciar los mensajes emitidos por los medios de manipulación y la publicidad. Cuando dices lo de "¿compramos lo que queremos...?" hablas de la publicidad y de los mensajes que nos envían los publicistas al servicio de las empresas y marcas... y eso no lo controlan los medios... viven de los anunciantes, pero los mensajes no provienen directamente de los medios.

    Y ahí entramos en otro debate muy distinto en el cual me posiciono en el lado oscuro... el comprar el producto A y no el B, pese a que realmente no exista apenas diferencia entre uno y otro, es un ejercicio de estudio, análisis, estrategia y plan de acción.

    Puedes argumentar que nos manipulan para que comamos esto y no aquello, pero ya estamos hablando de una guerra estratégica entre empresas y/o marcas... y eso es algo que creo que no debe mezclarse con la manipulación informativa.

    ResponderEliminar
  4. Estamos de acuerdo, a lo mejor queda confuso el párrafo que habla de la publicidad, efectivamente, la publicidad no la controlan los medios de comunicación (Ojo que al revés si ocurre y de una forma salvaje). Sin embargo, considero que utilizan exactamente las mismas técnicas para que creamos que pensamos o que queremos una cosa u otra.

    En cualquier caso, se habla de la manipulación en los medios de comunicación, la publicidad aparece en estos con precisamente esa misión, manipularnos.

    ResponderEliminar
  5. Ese es otro debate Sr Odio... y te voy a recomendar una entrada que redacté hace más de dos años, que deja claro mi postura sobre la publicidad...

    http://ximoas.blogspot.com.es/2012/04/el-marketing-no-es-manipulacion-pero.html

    Te invito a leerla... y ya me dirás...

    ResponderEliminar
  6. Entrada leída y lo cierto es que sigo discrepando. Me remito a la definición:

    "3. tr. Intervenir con medios hábiles y, a veces, arteros, en la política, en el mercado, en la información, etc., con distorsión de la verdad o la justicia, y al servicio de intereses particulares."

    Considero que distorsionar la realidad no tiene por que ser publicidad engañosa. Sin embargo, no hay un solo anuncio en este planeta que no distorsione la realidad. Es más, leída esta definición, para mi, encaja literalmente con lo que es un anuncio publicitario.

    ResponderEliminar