jueves, 5 de marzo de 2015

Un día sin barreras


Lo que para una persona sin problemas auditivos es un día normal, no lo es para un sordo. Su discapacidad hace de la comunicación su principal obstáculo en la vida. Le obliga a emplear el lenguaje de signos y pocas personas conocen ese lenguaje.

Pero Samsung y la agencia de publicidad Leo Barnett se han esforzado por dar una sorpresa a un joven turco llamado Muharrem y lanzar su nuevo servicio de atención al cliente por vídeo, para personas con deficiencias auditivas.

La productora prepararó todo sin que Muharrem fuera consciente ni conocedor. Eso sí, contó con la hermana de Muharrem como ‘gancho’. Interpretaron diferentes situaciones cotidianas en las que las personas interactuaban con el joven usando el lenguaje de signos de la manera más normal.

En ese ese increíble día pudo hablar con la gente por la calle, en las tiendas entendían lo que quería pedir y hasta pudo charlar con un taxista. Para una persona sin problemas auditivos esto no supondría ninguna novedad, pero para él fue toda una sorpresa.

Tras varias situaciones que le dejaron perplejo se acabó topando con un panel digital en el que una mujer se dirigía a él por su nombre. A través del lenguaje de signos le explicó que Samsung le había elegido para presentar su nuevo servicio de atención al cliente a través de vídeo, dirigido a personas con deficiencia auditiva. 

El resultado final, recogido a través de cámaras ocultas, es una bonita pieza que justifica el gran esfuerzo que conllevó: un mes de trabajo y muchas personas implicadas que incluso recibieron clases para aprender a hablar con signos. La emoción de Muharrem al final del vídeo hacen que sin duda merezca la pena.

0 comentarios :

Publicar un comentario