sábado, 26 de noviembre de 2016

Repetir expresiones "famosas", las coletillas, otra característica española



Somos un país de coletillas. He dicho bien, coletillas y no muletillas, según explica la RAE. La última moda que se usa de forma masiva en el campo de las coletillas es eso que me da tanta rabia y que dicen algunos: "(cualquier adjetivo) NO, LO SIGUIENTE...". En general odio las modas, odio el comportamiento borreguil, sea en el lenguaje o en cualquier ámbito relevante. Llámame tiquismiquis pero no aguanto que todo el mundo repita la frase de turno.

Hay un refrán en español que dice que "lo poco da gusto, lo mucho enfada" (o "cansa" según la versión). Y como siempre, el Refranero Español da en el clavo. Al principio el "fistro" del gran Chiquito de la Calzada hacía gracia. Hubo un momento en que sólo faltó por decirlo en público, su majestad el Rey D. Juan Carlos I, en aquel entonces.

No hablaré sobre el "¿entiendes?" y sobre otro tipo de expresiones así, normalmente de una o dos palabras y que en general están tan mal utilizadas. De eso ya he hablado muchas veces y lo seguiré haciendo... así que hoy no comento nada sobre eso.

El "criadero" por antonomasia de estas expresiones es la radio y la tele por razones obvias. Expresiones como "Me llama poderosísimamente la atención", "son cosas del directo", y en los deportes no digamos: "en los aledaños del estadio", y para acabar los ejemplos una antigua; "no es óbice, ni vayedad" (aquí algunos puede que no hayáis oído, debe ser que me hago mayor)

El ser humano es general, y los españoles en particular, somos curiosos... cuando no, cotillas. Cuando se produce lo primero, genera corrientes de conocimiento, tanto en ciencias o cualquier tipo de estudio empírico, o "del mismo corte") como humanísticos. Y en ello se basa el progreso de la humanidad. Lo segundo (el cotilleo) sólo provoca espacios televomitivos pero que el nivel de opiáceo para el pueblo que supone, supera al fútbol. También es verdad que es porque el fútbol cuesta dinero. 

En muchos países del mundo también, pero señores, yo creo que no hemos reflexionado sobre las posibles consecuencias y efectos secundarios que...¡¡¡ En España ver el fútbol en la tele CUESTA DINERO!!! y no poco... de media entre los operadores, el otro día el periódico Expansión, valoraba en unos 650€ anuales si no recuerdo mal, lo que cuesta el poder ver la liga, la copa y la champions en España.

Y es que, así como antiguamente, la mayor fuente de ingresos de los clubes de fútbol era la venta de abonos, hoy en día sin duda alguna es el contrato televisivo y el (horrible y desigual) reparto de los emolumentos. Siempre hay polémica por lo mismo. Y yo estoy de acuerdo. El pacto para repartir el llamado "pastel televisivo" es tremendamente desigual y aumenta las diferencias entre los presupuestos de los equipos... y es por eso por lo que algunos hablan de que nos hemos convertido en la liga escocesa... pero no sigo por ahí que me enrollo y desvío...

En conclusión, haced el favor de no seguir esos modismos que en ocasiones son anglicismos, cuando no, frases o palabras en inglés directamente, y hablemos bien.... y las coletillas, o usamos las clásicas, o si queremos innovar, estrújate el cerebro e innova tú... no digáis más lo de "eso no, lo siguiente" que cada vez que se dice eso, un tulipán muere en Holanda.

Por supuesto que esto último es una chorrada... haced y decid lo que os dé la gana... ¿quién soy yo para "deciros qué decir"?... bahhhh


0 comentarios :

Publicar un comentario