viernes, 9 de diciembre de 2016

La actitud, un arma tan fuerte como la aptitud, en el fútbol y en la vida


He creído muy interesante dejaros el vídeo entero del "mensaje" del entrenador del Valencia CF, Cesare Prandelli, hacia sus jugadores. El italiano habla durante minuto y medio más o menos; en italiano, claro está. A continuación un traductor lo repite en castellano... pero en italiano se entiende perfectamente... con el poco que yo sé, y el valenciano y el castellano que hablo, a mí no me hace falta traductor alguno.

Y dice las cosas claras. Llevaba un cabreo el tío, monumental. Literalmente pide "tener el carácter, la actitud y la voluntad de sufrir por la camiseta"... sufrir en el sentido de dar el máximo posible, el mayor esfuerzo, la mejor voluntad... actitud al fin y al cabo... por defender una camiseta que representa a un club con el que te sientes más o menos identificado pero es el que te paga y muy bien por cierto. Y ante eso, uno debe ser profesional. ¿Tiene o no tiene toda la razón del mundo?

Nunca he protestado ni me parece congruente hacerlo, contra los altísimos sueldos que cobran los jugadores de fútbol de un cierto nivel... y los de las grandes estrellas, ni digamos.... pero es que generan ese dinero. No se les puede reprochar que pidan un dinero que le va a retornar al club... en forma de derechos de imagen, aparte de futbolísticamente.

No se trata de sentimentalismos. Desgraciadamente, la Liga de Fútbol Profesional (LFP) conchabados con los dos grandes monstruos, Real Madrid y Barcelona, que no olvidemos que no son Sociedades Anónimas Deportivas y que gracias a ello tienen beneficios fiscales, se han encargado de destrozar aquello del sentimiento por unos colores. Ahora está todo superprofesionalalizado y dominado por los mercados empresariales.

Y lo acepto. Ahora, del fútbol, mandan las televisiones y patrocinadores. Y así se reparten el pastel... y el que parte y reparte, ya se sabe. Pero nosotros no elegimos el método de reparto inglés por ejemplo, la liga más importante del mundo... nosotros nos lo quedamos los dos grandes y os damos algunas migajas para que os calléis... y todos los presis "cabezazo", porque si no, puede ser aún peor.

Es una vergüenza y es conocido por todos. Pero ya lo admitimos y sabemos que jugamos con esas reglas. Sabemos que hay una descompensación de presupuestos bestial. Sabemos que los dos monstruos empiezan la liga con unos 15 puntos más, gracias a los errores arbitrales... es decir, ahora más que nunca, somos una liga como la escocesa. Ahora, la liga se gana con 90 puntos o más. Y hay muy pocos equipos que puedan llegar a esa cifra. De momento sólo han podido tres. Antes, se ganaban ligas con 80 puntos... e incluso alguno menos... porque había más igualdad. Y eso no es casual en absoluto. Ahora la diferencia de esos dos con el resto (con la salvedad del Atlético de Madrid-Wanda, gracias al capital que inyectan los chinos), es abismal.

Me he desviado totalmente del tema, pero he escrito esto porque me ha venido a la mente y me salido así. ¿Sí o qué?

0 comentarios :

Publicar un comentario