martes, 3 de octubre de 2017

El porqué del gran cambio del Valencia CF


Estoy muy cansado y muy harto de lo hablado en la entrada anterior, y dejo su análisis para dentro de unos días, que eso no se ha acabado todavía. Hoy voy a escribir sobre el VCF. Sobre el porqué del gran cambio, a mi entender, que está experimentando el Valencia CF. Y no sólo se trata de una cuestión de jugadores y entrenador, que también, pero el cambio es más profundo y si perdura, puede poner los cimientos en el VCF de Peter Lim.



Eso sí, no me refiero en concreto a la temporada actual, es decir, a que ya esté todo hecho y vea al VCF en la parte más alta de la Liga. Hablo de los cimientos como club de fútbol, como organización y como gestión. Y en esto, no me cabe duda de que hay un "culpable" a quien debemos que, en pocos meses, seamos otro club de fútbol, no ya otro equipo, otro club de fútbol, repito. Se llama Mateu Alemany. No hay que quitarle méritos al propietario ya que ha cumplido con su palabra dada, le dijo mirándole a los ojos que le otorgaba el control del club sin injerencias de ningún tipo y total libertad, con un equipo financiero de lo mejor de la Liga española sin duda. Y lo ha cumplido. Quien ahora no puede evitar una sonrisa sincera de felicidad es Marcelino. Una sonrisa que no le había visto nunca. Y es que sabe que no está en cualquier sitio ni en las manos de cualquiera. Está en un grande en el que puede conseguir algo grande.

Uno de los "problemas" (el más importante) que creó y realizó Peter Lim, es entrar como un elefante en una cacharrería en el VCF y querer aparecer como un mecenas, que te ficha jugadores consagrados a golpe de talonario. Y esto no funciona así. Tampoco eligió bien a su mano derecha en el VCF. Layhoon, la presidenta, no está "hecha" ni le interesa mucho gestionar un club de fútbol. Tendrá otras habilidades, otras aspiraciones, pero el Valencia CF no lo supo dirigir ni de lejos. Y Peter lo vio, era obvio. Le dijo a otro de sus hombres fuertes, Anil Murthy, en aquél momento Embajador de Singapur en Francia, que aprendiera español perfecto en 6 meses (Layhoon no pasó del Buenos días y del Amunt Valencia en los dos años prácticamente que ejerció el cargo). 

Peter le dejó claro a Anil, su tarea al frente del Valencia CF. Y a pesar de haber empezado con mal pie con aquellas declaraciones en la Agrupación de Peñas (lamentables) y sus intentos de empatizar con la afición de una manera muy "sobreactuada", ha comprendido que si se tiene que ganar a los valencianistas, debe ser trabajando y viéndose los resultados de todos los trabajadores del club, en el campo, que es donde se debe hablar.

Así que Anil Murthy y Mateu, persona inteligente, motivada y a quien se ve feliz en su nuevo cargo, se pusieron manos a la obra, y tras varias conversaciones con Marcelino y éste convencerle de la revolución que necesitaba el VCF, junto con lo opinado por Voro en su informe, vio claro lo que tenía que hacer.

Ignoró el primer chaparrón, que estaba claro que iba a sentar mal, pero es que según Voro y Marcelino, Alves, Enzo Pérez y alguno que otro más, tenían que abandonar ese vestuario al que tenían intoxicado sí o sí. Incluso si había que pagar para ello.

Después se cargó (vendió y cedió) por motivos profesionales (por su nivel o perfil futbolístico), tóxicos o ambos, a muchos jugadores, llegando a sobrepasar la quincena. Y gracias al gran equipo financiero que aporta Meriton, en forma de consejeros del equipo y supongo que se habrán traído a grandes profesionales, han conseguido armar una plantilla corta eso sí, que se complementa a la perfección con una hornada del Mestalleta que tampoco es normal, todo hay que decirlo, sin sobrepasar el cansino Fair Play Financiero... incluso en una reciente entrevista, Alemany hablaba de que hay "espacio" y dinero para acometer algún fichaje en el mercado de invierno si es necesario.

Tenemos una plantilla al gusto de Marcelino, sin estrellas con el ego subido, con gente joven y hambrienta, disciplinados, implicados, que cumplen todos los días en los entrenamientos... vaya, el sueño de cualquier entrenador... bueno, tal vez pecamos de ser una plantilla demasiado joven.. pero el míster ha sabido motivar e implantar un carácter competitivo al equipo, a la par que orden, organización, mentalización y que todos los jugadores saben a qué juegan (aunque suene muy tÍpico), cosa que en los últimos 6 o 7 años o más, no ha ocurrido.

He de confesar que temo el carácter de Marcelino. No quiso venir al Valencia CF cuando no había entrenado más que al Racing de Santander, porque iban a vender a Villa; y lo más grave: ha salido mal (reñido con alguien o por la puerta de atrás) en todos los equipos en los que ya ha estado. Pero aquí nos hacía falta en este momento alguien así. A Mateu le hacía falta en este momento alguien así.

El equipo juega como un equipo. Lo dan todo en el campo. Marcelino les hace rotar (con conocimiento) para que todos se sientan partícipes e importantes. Que sepan que les puede tocar en cualquier momento y hay que estar preparados. Lee bastante bien la forma de jugar del contrario y habla claro, por ejemplo al contestar sobre porqué había hecho un cambio triple en San Sebastián. Puede acertar o no, pero toma decisiones en torno a unas circunstancias que analiza y decide, en pos de lograr la victoria.

Y eso es importante. Se refleja por ejemplo en el partido de San Sebastián o contra el Athletic. Son los típicos partidos que, en otras ocasiones hubiésemos empatado o incluso perdido. Los futboleros y más si sois valencianistas meo entendéis más que nadie... o al menos lo hemos vivido más que nadie...

Espero que tanto esa libertad de decisiones por parte de Lim y ese gran trabajo y tan motivante para él, como profesional y como persona, por parte de Mateu Alemany, sea la primera piedra de un Valencia CF que esté ahí arriba. Donde se merece. Luchando por todo. Luego sólo puede ganar uno, pero hay que estar en la pomada en todas las competiciones.

Y Lim, cuando ha aparecido en todos estos meses, ha sido a petición de Alemany para que mediara y ayudara en las cesiones de Guedes y Pereira, ya que es íntimo del jeque del PSG y amigo de Mourinho. Y lo consiguió... después remató la faena Mateu, pero sin la intervención de Peter Lim, no hubieran venido ni Guedes ni Pereira.

Y de Marcelino, repito: inmensamente feliz por lo que está viviendo, muy ilusionado. Seguiremos hablando...

AMUNT!!! SEMPRE AMUNT!!!

0 comentarios :

Publicar un comentario