viernes, 23 de febrero de 2018

Nuevos radares: inversión en tecnología punta para recaudar.


Afirmo tan categóricamente que los radares tienen como primer objetivo la recaudación, por muchas y diversas razones. Entre ellas, el complemento salarial que cobran los agentes cuando llegan a una cuota determinada de multas. Reconocido por un representante de la DGT en televisión, cuyo argumento de defensa era que se trataba de "poco dinero". Sin embargo, al Policía Municipal de Castellón de la Plana que no llegó a la cuota, se le sancionó negativamente, esto es, se le pagó menos sueldo que el mensual.

Además, es indudable y reconocido, que es una partida presupuestada y contemplada en la DGT, con lo cual hay que cumplirla y llegar a la cifra asignada. Y ahora que han comprado estos radares de última generación, habrá que amortizarlos. Lo harán y pronto, de eso estad seguros. Además son casi indetectables hasta para los localizadores "ilegales".

Se trata de 60 "equipos" muy compactos y de pequeño tamaño, pensados para que puedan ser transportados a bordo de las motos de los agentes de tráfico, que los podrán instalar sobre un trípode o anclados al guardarrail. La DGT ya está llevando a cabo las primeras pruebas en carretera y, en cualquiera de esas dos posiciones serán muy difíciles de localizar antes de que estemos muy cerca. La tecnología láser con la que funcionan no sólo los harán indetectables para los detectores como decía, sino también para los inhibidores (ambos de uso ilegal).

Creo haber comentado ya en el blog que sólo me han multado dos veces en mi vida por haber excedido la velocidad permitida. Las dos veces fue por apenas unos pocos km/h y casualmente en dos situaciones parecidas. En dos zonas, una recta pero con tráfico de camiones y una curva un poco peligrosa si vas muy fuerte. Bien, lógicamente durante ese tramo se baja la velocidad permitida. En la recta de 80 a 60 km/h, en la carretera Villarreal-Onda y en la curva de Borriol, de 100 o 90 a 80 en aquél entonces si no recuerdo mal. Ahora han remodelado las vías.

Bueno, pues iba yo las dos veces conduciendo tranquilamente y no ví la señal. Por lo que fuera, por puro despiste, por fijarme en la curva, por ir por el carril izquierdo y taparme la señal algún vehículo en el carril derecho... y tras la segunda señal, en la que puedes volver a ir a 80 o a 100 km/h, una pareja de la Guardia Civil que te "hace el alto" y multa que te crió.

Y yo me pregunto. Si en esas dos situaciones se rebaja la velocidad permitida por existir un tramo peligroso para la conducción, ¿porque no está el vehículo de la Guardia Civil de Tráfico antes de la curva? Seguro que levantaríamos el pie, es algo que hacemos instintivamente, y se reduciría el número de accidentes en esas zonas... pero así no se recaudaría. Ellos están tras la curva para multar... ¿no les importa que pueda haber accidentes en esos tramos y conductores heridos, por no ponerme en lo peor? La verdad es que es incomprensible.

Por si acaso estos radares también pueden contar con un iluminador infrarrojo que los hace plenamente operativos por la noche, y pueden ser controlados hasta a 50 metros mediante WiFi o a cualquier distancia mediante conexión 3G o 4G, lo que permitirá a los agentes estar alejados y fuera de la vista de los conductores. Aquí invertimos en I+D para conseguir multar a los conductores... con perdón, acojonante.

Más que nunca, "Spain is different"...


0 comentarios :

Publicar un comentario